Los taxistas en Palma han sufrido en los últimos meses varios asaltos violentos.