Los taxistas reclaman más seguridad. | Julián Aguirre

35

Cuatro jóvenes sudamericanos han atracado a un taxista de Palma, al que han golpeado para robarle la recaudación, en la madrugada de este sábado. Se trata del tercer asalto a taxistas en Palma en solo una semana y los profesionales piden que la policía detenga a los implicados.

Los hechos han ocurrido cuando un grupo de muchachos que aparentemente estaban de fiesta ha parado un taxi y le ha indicado una dirección. Se han subido cuatro inmigrantes y en un momento dado han atacado al chófer y se han hecho con el dinero que llevaba encima.

La víctima ha dado aviso de lo ocurrido y la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación. En principio, no creen que este atraco tenga relación con los otros dos.

El primero se produjo hace una semana cuando un joven venezolano pidió a un taxista en las Avenidas de Palma que lo trasladara a la calle Terral, en s' Arenal de Llucmajor. Por el camino le contó historias extrañas sobre su país ("En mi tierra por la calle no hay perros ni gatos") y al llegar a su destino, desde la parte de atrás, comenzó a asfixiar al chófer con una llave de artes marciales.

Noticias relacionadas

El hombre, de 42 años, pensó en principio que se trataba de un atraco pero cuando comprendió que pretendía asfixiarlo le rogó: "Por favor, tengo hijos". Aquel, cual psicópata, le susurró: "Lo siento, hermano. Tengo que hacerlo".

La víctima simuló que se había desvanecido y aprovechando un descuido del agresor le arañó con furia la cara y le arrancó mechones de pelo. Sólo así pudo liberarse de él.

El segundo caso ocurrió en la madrugada del jueves al viernes, cuando tres jóvenes que hablaban portugués le pidieron a un taxista que los llevara a Cala Major, en concreto a la calle Bartolomé Quetglas, que no tiene salida. Allí, le golpearon repetidamente en el abdomen y se llevaron la recaudación y el teléfono móvil.

La oleada de asaltos a taxistas ha creado la lógica preocupación en el gremio, que pide más seguridad.