Un recuerdo de juventud

Un recuerdo de juventud

Manel García adquirió a principios de año este Citroën GSA-X3 de 1980 que pertenecía a un farmacéutico de Córdoba.

Un coche de película

Un coche de película

Jordi Mascaró es el dueño de este magnífico Ford Mustang GT-500 de 1968, conocido popularmente como ‘Eleanor’.

El Dyane 6 de Jaume Ripoll

El Dyane 6 de Jaume Ripoll

Jaume Ripoll compró en el año 2000 este Dyane 6 de 1981 y después de unos años decidió
que era el momento de hacerle una restauración completa para dejarlo perfecto.

Michel Van Dyck con su Citroën 2CV de 1975

Un regalo de su mujer

Michel Van Dyck es el propietario de este Citroën 2CV de 1975 que compró en 2013 a un alemán.

Cadillac 314

Un coche de la realeza

Este magnífico Cadillac 314 de 1924 fue adquirido por la Casa del Rey a nombre de Gonzalo de Borbón y Battenberg, el hijo menor de Alfonso XIII.

Alfonso Brea con su Mini Sport Pack 1300

Un capricho de toda la vida

Alfonso Brea siempre quiso tener un Mini y cuando hace 13 años tuvo la ocasión de comprar este modelo 1300 Sport Pack no lo dudó ni un instante.

Jaime Martí, junto a su Méhari de los años ochenta que restauró en 2008

Un coche distinto

Jaime Martí compró este Méhari en la década de los ochenta y después de trece años abandonado volvió a restaurarlo por completo.

Pedro Sánchez con su Citroën 2CV 6 Club de 1986

Pasión por el 2CV

Pedro Sánchez es el propietario de este Citroën 2CV6 Club de 1986 que compró de segunda mano en Campos y que estaba en muy buenas condiciones.

Miguel Matas sentado en su Morgan 4/4, un capricho hecho realidad

Un coche para la historia

Miguel Matas desde muy pequeño soñaba con tener algún día un Morgan 4/4 y después de 46 años logró hacer realidad su sueño.

Caty Folch nos muestra orgullosa su Mini Cooper de 1990

Un pequeño tesoro

Caty Folch es la propietaria de este precioso Mini Cooper de 1990 que junto a su marido restauraron hace siete años y con el que disfrutan los fines de semana.

José Ángel Escalas junto a su Seat 800

‘Tomasito’, un coche con pedigrí

José Ángel Escalas es el propietario de este Seat 800 de 1964, un modelo innovador para su tiempo, pero del que no quedan muchas unidades en circulación.

José Juan Aguiló, sentado en su Triumph Spitfire

Un coche para disfrutar

José Juan Aguiló Bueno restauró con sus manos este precioso Triumph Spitfire MK-4 que encontró abandonado en una ‘possessió’ de s’Arracó.

Joan Pou con su Citröen 2CV

Un coche para el verano

Joan Pou es el propietario de este clásico Citröen 2CV descapotable de 1986 de color verde y beige.

Christian Rocher, junto a su precioso Mercedes 280 SL en el Castillo de Bellver

Un señor coche

Christian Rocher es el dueño de este Mercedes 280 SL de 1972 que compró hace diez años en Barcelona.

Alejandro Torrens compró el Fiat 509 en 2008

Un coche con solera

Alejandro Torrens decidió un día que quería tener un coche clásico y tuvo la oportunidad de comprar este precioso Fiat 509 de 1928.

Andreu Bosch junto a su Seat 600 de 1972

Una joya en miniatura

Andreu Bosch es el propietario de este magnífico Seat 600 de 1972 que él mismo restauró por completo.

Pep Pou con su Citroën GS Club

El ‘tiburón’ español

Pep Pou descubrió a los ocho años que algún día tenía que comprarse un Citroën GS Club y su ilusión se hizo realidad finalmente en 2016.

Sergio González, junto a su precioso 600 rojo y descapotable

Un 600 diferente

Sergio Gónzalez es el propietario de este preioso Seat 600 descapotable de finales del 1958.

José Luis con su Citroën del año 82

Un capricho

José Luis Almazán restauró con sus propias manos este Citroën 2CV6 CT de 1982 que compró en Murcia y que, tras traérselo a la Isla, estuvo un año poniéndo a punto.

Roberto María Cayuela Miró, junto a su Renault 8 de 1974

Media vida juntos

Roberto María Cayuela Miró compró en 1974 este Renault 8 que significó una revolución cuando llegó al mercado español en los años setenta.

José González, junto al Seat 600 de la primera serie, un vehículo que ha sido restaurado conservando su esencia

Un capricho de familia

José González es un trabajador de la construcción jubilado, que junto a sus hijos ha restaurado este precioso Seat 600 de 1961.