Sopa de bacalao al azafrán para 4 personas.

0

Plato: sopa de bacalao al azafrán (4 personas)

Ingredientes:
■300 gr. de bacalao desalado
■300 gr. de patatas
■1 tacita de leche
■1 cebolla grande
■ 2 cucharadas de galleta de Inca picada
■ 1 diente de ajo
■1 brote de hinojo
■1 brote de perejil
■4 hebras de azafrán
■pimienta blanca
■nuez moscada molida
■aceite de oliva virgen
■sal

Receta:
Pelar las patatas y cortar en trozos finos e irregulares. Lavar y reservar. Pelar y picar menuda la cebolla. Sofreír en una olla con una cucharada de aceite hasta que está bien cocida sin dejar que coja color. Añadir el bacalao desmigado y desespinado -reservar la piely las patatas, dar unas vueltas y cubrir con un litro de agua. Dejar cocer a fuego lento unos 35 minutos,hasta que las patatas se empiecen a deshacer.

En un mortero moler el azafrán, poner una pizca de sal y picar el ajo -la sal ayuda a que el ajo no salga disparado-. Cuando esté bien majado, añadir el perejil y seguir picando hasta que quede prácticamente desintegrado. Poner en el mortero un poco del caldo de bacalao para ayudar a recoger el majado y tirar en la sopa.

Añadir la leche, la galleta de Inca, pimienta, nuez moscada. Dejar que vuelva a romper el hervor y probar si necesita sal. Dejar cocer suavemente unos 10 minutos más y apartar del fuego. La textura de la sopa debe ser ligeramente cremosa y notarse los trozos de patata y bacalao. Si preferimos una crema fina, podemos dar un golpe de batidora. Cortar la piel de bacalao en tiras y freír en aceite hasta que quede bien crujiente y escurrir.

En el momento de servir, espolvorear por encima un poco de hinojo bien picadito y colocar encima una tira de piel de bacalao. Una soparica y suave que se agradece durante el invierno, pero que también se puede disfrutar fría en verano.