El secretario nacional de comunicación de la AUGC, Pedro Carmona. | Palma

54

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) pide que se considere delito de odio la agresión a la hija de 13 años de un agente en el parque Wifi de Palma. La autora de la agresión, una adolescente de 17 años y origen nigeriano, fue detenida el pasado martes por la Policía Nacional.

«Desde esta organización expresamos nuestro máximo apoyo al compañero y a su familia y el reconocimiento al trabajo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están ejerciendo en esta investigación», manifiesta el secretario nacional de comunicación de la AUGC, Pedro Carmona, a través de un vídeo difundido este jueves.

Amenazas, coacciones y golpes

Noticias relacionadas

El padre de la menor, un veterano agente, denunció los reiterados episodios de amenazas, coacciones y golpes contra su hija por un posible delito de odio, ya que la detenida la insultaba por ser hija de un guardia civil.

«Estas agresiones suponen un gran daño para los guardias civiles y sus familiares. No sólo desde el punto de vista físico, sino también psicológico e incluso económico, ya que los periodos de baja suelen comportar una merma en sus nóminas».

La AUGC critica que los guardias civiles que sufren agresiones no reciben defensa por parte de la administración. La entidad ya remitió un escrito al Consejo de la Guardia Civil en 2013 en el que reclamaban cambios normativos, una propuesta que, desde esa fecha, no se ha formalizado.

La Policía Nacional trata de localizar al resto de implicadas en la agresión a la hija del guardia civil de Palma que, según consta en la denuncia, fue un grupo de 16 chicas, la mayoría de origen africano. El padre de la víctima explicó a este diario que las adolescentes se dedicaban «a dar palizas a menores por los parques de Palma» y lamentó que ninguna autoridad le haya llamado.