Los operarios han comenzado a realizar una zanja a lo largo de todo el perímetro del parque.  | M. À. Cañellas

27

Sin preaviso y para sorpresa de los vecinos, el miércoles al atardecer comenzaron las obras para el vallado del denominado parque wifi, en Nou Llevant. Este cerramiento era reclamado desde hace años por los vecinos, desde que la    policía lo demandó como principal medida para poder acabar con los graves problemas de inseguridad –además de ruido y suciedad– que se dan desde hace tiempo y que    han sido denunciados en reiteradas ocasiones.

Los operarios y las máquinas aparecieron por el parque sin que los vecinos tuvieran noticia de nada, por lo que ayer mismo realizaron una petición formal al Ajuntament de Palma para conocer el alcance del proyecto y qué tipo de cerramiento se va a realizar.

También quieren saber qué solución se dará para el acceso al aparcamiento municipal «sin que se pueda colar cualquier persona, como ocurre ahora», afirman.

Los mismos trabajadores informaron a los residentes de que el objetivo de la obra es vallar toda la zona, desde la calle Manacor, en este lado con un muro de hormigón y sobre éste una valla metálica y en el resto del perímetro tan solo la valla metálica.

Además, se ha comenzado a renovar el caucho de la zona de juegos infantiles    y se creará un paso peatonal entre ambos parques.