Palma reabre este lunes sus playas sin restricciones, el Ayuntamiento de Palma reabre las playas sin restricciones de horario ni aforo más allá de los dos metros de distancia entre bañistas y que los grupos no superen las quince personas. | Efe

18

Mallorca comienza ya a transitar en la fase 2 este lunes con la apertura de las playas y piscinas, una flexibilización de las medidas sociales y una mayor apertura de comercios, restaurantes y establecimientos hoteleros. El proceso de desescalada, proyectado por el Gobierno dentro del estado de alarma para hacer frente a la pandemia del coronavirus, permite a la Isla aspirar un poco más a la normalidad con un paquete nuevo de medidas aprobado y publicado por el BOE este sábado.

Con este nuevo paso, los ciudadanos de la Isla, también los de Menorca e Ibiza, podrán recuperar toda una serie de actividades, que permanecerían prohibidas o acotadas por el Gobierno ante la crisis sanitaria motivada por el coronavirus.

La fase 2 permitirá las reuniones en grupos más amplios de diez personas y visitar a mayores y personas con discapacidad en centros residenciales o viviendas tuteladas. Las comunidades autónomas deberán establecer los requisitos y condiciones en las que se puedan hacer estas vistas.

Todo lo que se puede hacer en la fase 2

Además, podrán acudir a los espacios interiores de los bares y de los restaurantes, que podrán abrir respetando el aforo de un 50 por ciento de su edificación -50% de ocupación en su interior y 50% en terrazas--.

También, podrán acceder a centros comerciales, que abrirán con un aforo del 40% y con sus espacios comunes cerrados. Los locales y establecimientos situados en estos espacios podrán, también, reabrir pero siempre que tengan un acceso directo e independiente desde el exterior.

Los cines, teatros y auditorios podrán reabrir aunque con butaca preasignada y una limitación de aforo de un tercio.

Noticias relacionadas

Igualmente, se podrá acceder a la playa, debiéndose garantizar la ubicación de objetos personales, toallas, tumbonas y similares en un perímetro de seguridad de dos metros con respecto a otros usuarios, salvo en el caso de bañistas convivientes. En cuanto a las piscinas recreativas, estas reabrirán con un 30%.

En cuanto a los establecimientos hoteleros de la isla, a partir de este lunes, 25 de mayo, sus huéspedes ya podrán utilizar las zonas comunes pero con un 30% de aforo de la capacidad de la instalación.

Los espacios de culto podrán, por su parte, ampliar el aforo al 50% y las bodas se podrán celebrar aunque con un número limitado de invitados --un máximo de 100 personas al aire libre y 50 en espacios cerrados--.

En esta fase 2 del plan de desescalada está también previsto que se pueda retomar la actividad de la caza y la pesca deportiva; así como que el turismo activo y de naturaleza se amplíe para grupos más amplios de personas.

Además, las personas de hasta 70 años podrán salir a practicar deporte no profesional al aire libre en cualquier franja horaria a excepción de la comprendida entre las 10.00 horas y las 12.00 horas y entre las 19.00 horas y las 20.00 horas, que están reservadas para el paseo de personas mayores de 70 años.

De igual modo, se permitirán los actos y espectáculos culturales de menos de 50 personas en lugares cerrados (con un tercio de su aforo) y de menos de 400 personas al aire libre; entrenamiento total en ligas profesionales; deporte no profesional, para espectáculos y actividades deportivas al aire libre con aforo limitado; apertura de autoescuelas y academias con un tercio de su aforo; y en mercados al aire libre, ampliación del número de puestos que pueden operar a una tercera parte de los habituales.

Finalmente, se permitirán visitas a monumentos (no actividades culturales) con un tercio de su aforo; el acceso a museos con un 505 de su aforo; a parques naturales sin superar el 20% de su aforo; y a teleféricos aunque, en cada cabina, no se podrá superar el 50% de su ocupación.