0

Plato: mermelada de berenjena (3 botes)

Ingredientes:
■670 gr. de berenjenas
■330 gr. de azúcar en polvo
■ el zumo de medio limón
■una pizca de canela
■ 3 tazas de agua

Receta:
Pelar las berenjenas y picar menudo. Poner en agua con sal y cambiarles el agua cuatro veces en una hora. Poner el azúcar en una cazuela de barro o de hierro colado con el agua y la canela. Cocer hasta conseguir un almíbar suave, removiendo de vez en cuando. Agregar las berenjenas exprimiéndolas a conciencia entre las manos. Dejar cocer a fuego dulce hasta que estén bien cocidas, hechas una pasta. Hay que remover continuamente para que no se pegue. Si queremos que nos quede una mermelada más fina, darle un golpe de batidora de brazo.

Empotarla mermelada bien caliente en tarros de cristal bien limpios. Tapar bien, poner los botes boca abajo y dejar enfriar en esta posición para hacer el vacío. Para finalizar colocar una etiqueta sin olvidar poner la fecha. Esta receta de mermelada viene de Eivissa. Además de para tomar con el desayuno, acompaña muy bien platos de carne y quesos. Una idea para aperitivo podría ser preparar un mil hojas con una fina rodaja de berenjena rebozada y frita, una loncha de queso Mahón-Menorca y unpoco de sobrasada picante, coronando con una cucharadita de mermelada de berenjena. Un bocadito, que pueden contemplar en la fotografía, lleno de contrastes.

Agosto y septiembre son fechas propicias para hacer conservas y mermeladas, aprovechando que bajan los precios de tomates, pimientos y otras frutas de temporada. Conservas que a buen seguro nos sacarán de más de un apuro durante el invierno.