Hasta seis dotaciones de la Policía Nacional acudieron al recinto el jueves por la tarde. | Policía Nacional

68

La grabación de un videoclip musical en el que había youtubers, una miss, jóvenes y menores acabó abruptamente el jueves por la tarde cuando seis dotaciones de la Policía Nacional irrumpieron en el local de Palma y sancionaron a los presentes por saltarse las normas anticovid.

La reunión ilegal de personas se descubrió después de que la Jefatura de la Policía recibiera una información sobre «una fiesta» en el polígono de Son Rossinyol, frente a la cárcel de Palma. Cuando los agentes llegaron al local confirmaron que había varias decenas de jóvenes en el interior y pidieron apoyo de otras unidades, para poder identificar a todos los clientes y los responsables del bar.

Luego, descubrieron que se estaba grabando un videoclip para una canción y que en la sala había algunos youtubers de la Isla, que estaban colaborando con la grabación. Allí mismo también se encontraba una miss galardonada en un certamen de belleza, aunque no ha trascendido si era la protagonista del evento. En total, se identificaron a unas treinta personas, en su mayoría jóvenes, y también se detectó algunos menores, cuyos padres tendrán que hacer frente a las sanciones económicas que les impusieron por saltarse las restricciones por el coronavirus. Los agentes que entraron en el establecimiento llevaban las preceptivas mascarillas de seguridad. Las multas impuestas serán tramitadas por la delegación del Gobierno.

En los últimos días, las fuerzas de seguridad están recibiendo informaciones y denuncias vecinales por fiestas clandestinas que organizan los jóvenes, tanto en Palma como en la Part Forana. Los agentes acuden a todas estas reuniones y sancionan a los fiesteros.

Investigan en las redes sociales fiestas ilegales por Tots Sants

Noticias relacionadas

La llegada de la festividad de Tots Sants ha supuesto que numerosos jóvenes, a través de las redes sociales, se estén movilizando para celebrar fiestas ilegales. Algunas son con temáticas de Halloween y la policía y la Guardia Civil las está siguiendo de cerca para multar a los participantes.