El acusado del parricidio de la Costa d'en Blanes confesó el crimen a los policías que acudieron a la casa. | Alejandro Sepúlveda

15

Bohdan Kunytskyy, el parricida de Costa d’en Blanes, ya conoce su castigo por el asesinato de su padrastro la noche del 11 de enero de 20108. La Audiencia Provincial de Palma le ha condenado a 37 años y medio de prisión por haber acabado con la vida de P.A.S e intentarlo de igual manera con su madre, a la que hirió gravemente. El Tribunal del Jurado ya declaró culpable de asesinato por unanimidad al imputado. La juez considera en el fallo que el procesado es culpable de un delito con ensañamiento y alevosía con el agravante de parentesco, ya que apuñaló a su padrastro «de manera constante y reiterada mientras intercambiaba palabras con él y le incrementaba el sufrimiento de una muerte segura», sostiene la magistrada. Por este hecho se le impone la pena de 23 años y medio y por el intento de asesinato de su madre 14 años más.

Noticias relacionadas

Asimismo el condenado tendrá que indemnizar a las dos hijas del fallecido y a su propia madre con 125.000 euros.

Los hechos juzgados hace unos días en la Audiencia de Palma se remontan a la noche del 11 de enero en la vivienda familiar. Kunytskyy tras una discusión con su madre, se marchó a su cuarto, cogió una bayoneta y le asestó tres puñaladas. Su padrastro al oír el ruido intentó ayudar a la mujer y acabó con otras tres heridas. Tras el ataque, el joven, comprobó que ambos seguían con vida, fui a la cocina y cogió un cuchillo para seguir asestando puñaladas al hombre mientras le espetaba ‘¿no me decías rusito?’, pues toma rusito. Con la madre también se ensañó, pero consiguió sobrevivir. Él mismo llamó al 112.