Freddy Escobar Benitez, hermano del fallecido y principal acusado del asalto al chalet de Porreres, se entregó el lunes en la Comandancia de la Guardia Civil. Ayer, en sede judicial, reconoció los hechos, pero acusó al dueño del chalet de asesinar a su hermano Mauricio. | Alejandro Sepúlveda

115

La investigación del asalto que acabó con la muerte de uno de los ladrones en un chalet de Porreres apunta a que el dueño de la vivienda, el empresario jubilado Pau Rigo, de 77 años, mató de un disparo a bocajarro a uno de los ladrones que iba desarmado.

En las diligencias preliminares practicadas por la Policía Judicial de la Guardia Civil se recoge que el empresario disponía de tres escopetas de caza cargadas y escondidas detrás de la puerta de su habitación. La investigación señala a José Sánchez Lara, ‘Pep Merda’, como el ideólogo del asalto. Por su parte, los hermanos Escobar Benítez eran la fuerza bruta que debían ejecutar el robo y Marcos Rotger era el cómplice y chófer de la banda.

Desde un principio el plan carecía de sentido y la planificación del mismo era caótica, propia del nivel intelectual del cerebro, según los responsables del caso.

La testifical de Freddy Escobar, hermano del fallecido Mauricio, resultó muy convincente y se vio ratificada en algunos puntos por la propia versión ofrecida por la mujer del empresario.

Según su declaración judicial, los dos jóvenes colombianos llegaron a la finca e intimidaron a los propietarios. Iban desarmados y no hicieron uso de la fuerza en ningún momento. Las víctimas accedieron a colaborar en sus exigencias.

Noticias relacionadas

Mientras Mauricio se quedó con la mujer en una habitación, Freddy acompañó a Pau Rigo a la planta baja para abrir las cajas fuertes y entregarle dinero. Una vez cargado el botín, a Freddy se le rompió la mochila debido al peso de las monedas. Así que subió las escaleras con el jubilado y fue a buscar a su hermano.

Le pidió que bajara a ayudarle, y dejó al matrimonio en la planta superior, sin atar. Cuando los dos ladrones subieron de nuevo las escaleras se encontraron a Pau Rigo con una escopeta de caza que les estaba encañonando. Siempre según el relato de Freddy, les gritó: ‘Os mato’, disparando a bocajarro contra su hermano Mauricio. Acto seguido, Freddy se abalanzó contra el jubilado, sujetando el cañón con una mano y con la otra propinándole numerosos puñetazos para evitar que le dispara a él.

Apol.lònia, la dueña de la vivienda, declaró que estaba en una habitación. Oyó un disparo y a su marido gritar de dolor. Acudió y le vio con la cara ensangrentada.

Según el relato de Freddy, al ver malherido a su hermano, lo cogió a peso, junto con el arma, y salió a la calle, pero los dos mallorquines que debían recogerles no estaban.

La familia del fallecido solicitará que imputen al empresario por homicidio o asesinato.