El espeleobuceador Xisco Gràcia, en una imagen de archivo.

47

Milagro en Cala Romántica. El espeleólogo Xisco Gràcia, de 55 años, está vivo y animado.

Pasaban unos minutos de las 17:30 horas de este lunes cuando los equipos de emergencia desplegados en las proximidades de las cuevas de sa Piqueta de Cala Romàntica explotaban de alegría: “Está vivo. Hemos dado con él. Está muy animado”.

«Está vivo y muy animado. Uno de los buceadores ha podido hablar con él y le han hecho compañía durante media hora. Ahora le llevamos todo el equipo necesario y emprendemos la última expedición de rescate, es cuestión de horas», así se expresaba Pere Perelló, director general de Emergències del Govern balear, sonriente y visiblemente emocionado tras conocerse la buena noticia.

Xisco ha sido localizado a unos 800 metros de distancia de la salida de la cueva, en buenas condiciones tras permanecer más de 60 horas desaparecido. A partir de estos instantes, serán los expertos de los GEAS (Guardia Civil) quienes realizarán la inmersión y procederán a su rescate.

Una máquina perforadora ha trabajado toda la noche y buena parte de este lunes horadando la roca para tratar de acceder a la cueva en la que podría hallarse el espeleobuceador, siguiendo las indicaciones de sus compañeros de buceo. Además, efectivos del grupo especial de buceadores de la Guardia Civil (GEAS), desplazados expresamente desde Barcelona, están participando desde primera hora del lunes en el rescate.

Noticias relacionadas

Los servicios de emergencias activaron el domingo por la mañana el protocolo de búsqueda, y durante la jornada, un grupo de psicólogos especialistas en emergencias dieron apoyo profesional a los familiares y amigos de Gràcia, quienes han vivido horas de angustia.

Según informaron desde el 112, el hombre se encontraba buceando cuando por un problema se quedó sin aire en las bombonas. Por esta razón, el grupo con el que había salido a bucear decidió que esperara en una cavidad de la cueva con aire mientras el resto iban a buscar más bombonas y a pedir ayuda. Sin embargo, a su regreso no lograron dar con él, por lo que se activaron las labores de búsqueda y rescate.

Fuentes del 112 han confirmado a Última Hora que el operativo de rescate calcula que la maniobra para conseguir sacar al experimentado espeleólogo puede prolongarse durante varias horas. «Hay que tener en cuenta que cada inmersión que se realiza para llegar hasta su posición es de una hora y cuarto aproximadamente. Ahora, con las nuevas guías colocadas este tiempo puede verse disminuido considerablemente», apuntan los expertos.