Amigos y familiares del espeleobuceador Xisco Gràcia se abrazan al conocer la noticia de que está vivo y a salvo. | A. Sepúlveda

3

Unas 60 personas participan este lunes en el operativo de rescate de Xisco Gràcia, espeleobuceador de 54 años desaparecido este sábado en la cueva de Sa Piqueta en Cala Romántica, dentro del municipio mallorquín de Manacor, y que ha sido localizado con vida a media tarde de este lunes.

Según ha informado el Servicio de Emergencias 112, entre otros cuerpos participan la Guardia Civil, la Policía Local de Manacor, efectivos de Protección Civil de este municipio y de Marratxí, el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) 061, la Unidad Operativa del Govern y personal de la Dirección General de Emergencias.

Cabe recordar que después de haber perforado la roca durante la noche del domingo para poder acceder a la cavidad donde podría encontrarse la víctima, este lunes el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) ha proseguido con las tareas de búsqueda. Uno de los equipos ha logrado localizar al buceador sano y salvo en una cavidad submarina con aire, en la que ha permanecido estos dos días bebiendo del agua dulce de las rocas.

El operativo se centra ahora en conseguir sacar sano y salvo a Gràcia. Los especialistas de los GEAS trabajan ahora para llevarle el material necesario. «Le llevaremos suficiente material de respiración. Todo está señalizado, tenemos guías por todas partes. Ahora ya sabemos donde hemos de ir. Sabemos exactamente la cueva en la que está y nos está esperando animado», ha explicado, visiblemente emocionado, Pere Perelló, el director general de Emergencias del Govern balear.

Hacia las 19.00 horas de este lunes se preparaba la expedición de rescata, con una duración prevista de alrededor de tres horas, aunque no se descarta que si las condiciones no son óptimas para hacerlo esta tarde noche, se pueda posponer hasta el martes por la mañana, puesto que el buceador está a salvo, con aire y con comida.