4

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, ha asegurado hoy que «no consta en los registros de los centros de seguimiento ninguna notificación de anomalía» en el tren siniestrado en Santiago de Compostela y que «no hay constancia de ninguna comunicación» de la compañía con el maquinista.

Durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, Gómez-Pomar también ha señalado que el maquinista llevaba 8 horas y 46 minutos de jornada laboral en el momento del accidente, de las que 2 horas y 42 minutos eran de conducción efectivas, y que ambos periodos están dentro del reglamento.

Gómez-Pomar también ha señalado que el tren siniestrado había pasado esa misma mañana una revisión técnica, con la que se garantizó el correcto funcionamiento de varios elementos de la máquina, entre ellos los frenos.

Noticias relacionadas

El presidente de Renfe comparece hoy, junto al de Adif, Gonzalo Ferre, para explicar sus actuaciones tras el accidente del pasado 24 de julio, que se saldó con 79 víctimas mortales.