Los Reyes junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (2d), a su llegada esta tarde al Hospital Policlínico de Santiago de Compostela en el que se encuentran ingresados la mayoría de los heridos en el trágico accidente ferroviario ocurrido anoche en la capital gallega. | Efe

2

El Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía llegaron en torno a las 19.00 horas al Hospital Clínico de Santiago de Compostela, donde permanecen ingresados la mayoría de los heridos en el accidente del tren ocurrido este miércoles.

El Rey, con dificultades de movilidad y apoyado en sendas muletas, y la Reina, fueron recibidos por aplausos de decenas de personas que permanecían fuera del Clínico y, tras saludar a las autoridades, se adentraron en el centro hospitalario.

Los monarcas llegaron acompañados por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la ministra de Fomento, Ana Pastor. También fueron recibidos por el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; la presidenta del Parlamento gallego, Pilar Rojo; el alcalde de Santiago de Compostela, Angel Currás; la consejera de Sanidad, Rocío Mosquera; y la secretaria de Estado de Sanidad, Pilar Farjas.

Tras la visita, Don Juan Carlos ha expresado hoy su apoyo a los heridos y a las familias de las ochenta víctimas mortales del accidente y ha asegurado: «Estamos unidos todos los españoles en este momento».

«Estamos con todas las víctimas y con las familias y los amigos de las víctimas», ha dicho don Juan Carlos, quien ha añadido que espera que «detrás de la desgracia» se puedan «esclarecer los problemas que pueda haber».

Al inicio de su declaración, el Rey ha agradecido al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y a la ministra de Fomento, Ana Pastor, -ambos allí presentes- la «profesionalidad y la rápida reacción» con la que las autoridades y equipos de emergencia han trabajado desde que se produjo el siniestro.

Don Juan Carlos también ha felicitado a los voluntarios que han ayudado en este accidente y ha recordado especialmente a quienes acudieron a donar sangre al tener conocimiento de la tragedia.

De todos ellos ha recordado «cómo se han portado» y su «espíritu de ciudadanía». «Gracias», ha subrayado el monarca.

También ha expresado el deseo de todos los españoles de que los heridos en esta tragedia se recuperen «poco a poco».