Entrada del domicilio de Manuel Sánchez Núñez, donde ocurrieron los hechos. | V. VASILEV

3

La Policía cree que el robo fue el móvil del crimen del jubilado que fue encontrado muerto, maniatado y con numerosos golpes en la cabeza, en el barrio de Son Gotleu de Palma, y cuyos presuntos asesinos, tres jóvenes de 21 a 28 años, han sido detenidos en Bulgaria.

Uno de los autores de la muerte mantenía desde hace dos años una relación sentimental con la víctima, de 67 años, mientras que los otros dos agresores conocieron al hombre a principios de año, quizá ya con la intención de asaltarle.

Los investigadores barajan la hipótesis de que los agresores pudieron sustraer de la casa del jubilado entre 10.000 o 12.000 euros en metálico, así como numerosas joyas cuyo valor no ha podido ser determinado, según ha explicado en rueda de prensa el comisario jefe de la Brigada de Policía Judicial de Palma, Antoni Cerdá.

La policía creen que los detenidos en Bulgaria pueden ser trasladados a Palma en breve para que sean juzgados en la isla.