2

El cambio del nombre de las doce calles que ha acordado el Ayuntamiento de Palma se debe a que los mismos están incluidos en el ‘Censo de simbología franquista’ de la Comisión Técnica de Memoria y Reconocimientos Democráticos aprobado por unanimidad de los miembros de esta comisión el 25 de febrero del 2020. Esta comisión es un órgano más del Govern balear y el censo está en internet.

Este censo propone algunos cambios más de nombres de calle, pero el Ayuntamiento estima que no procede tal cambio porque en estos casos la calle lleva el nombre de la persona, por ejemplo, la calle de Gabriel Fuster ‘Gafim’ , no respondiendo a la finalidad de exaltación personal o colectiva de la revuelta, sino exclusivamente a sus méritos. Y esto que el censo dice: «Carrer Gabriel Fuster Mayans (1913-1977). Via retolada el 10 de setembre de 1992. Gabriel Fuster fou un periodista que exercí la seva tasca principalment al diari Baleares , l’òrgan d’expressió del Movimiento a les Illes Balears. Fou tinent de batle de cultura de l’Ajuntament de Palma (1952-1958). S’afilià a la Falange Española de Mallorca i durant la guerra lluità amb el bàndol feixista i segons la seva biografia participà de la repressió de la Guerra Civil a Mallorca».

Por tanto, según los integrantes del censo, don Gabriel tenía todos los estigmas. Aunque también es cierto que la calle lleva su nombre desde 1992, por lo que difícilmente se puede decir que el mismo se puso con la finalidad de exaltar la rebelión.

Pero claro, al haber mantenido estas calles su nombre por la razón expuesta, resulta que las personas a las que sí se les quita su nombre a una calle quedan como personas sin méritos propios que solo tenían calle, y por eso hay que quitársela, porque a través de ello se quería exaltar la rebelión.

Esto coloca a estas personas en una situación de ‘malditos’, de personas sin ningún mérito y esto es verdaderamente injusto porque, aparte de su actuación en la rebelión, si es que la tuvieron, es obvio que pudieron tener méritos.

Por ejemplo, se dice en el censo de Gabriel Rabassa : «Carrer Gabriel Rabassa. El seu nom fou imposat el 28 de juliol de 2008. Gabriel Rabassa Oliver (1915-1995) fou mestre d’escola i promotor cultural. Després de la guerra de 1936-1939 fou responsable de les Milicias de Falange Española a les Illes Balears i delegat de Cultura del Movimiento Nacional.»

En relación a don Gabriel, hay que notar tres cosas importantes. Primero, que es difícil pensar que en el año 2008 se rotuló una calle con su nombre a fin de exaltar la rebelión. Aquí, el alcalde demuestra que es un inconsciente: como asistió a la rotulación de esta calle que ahora dice que se hizo para exaltar la rebelión, debe dimitir por exaltar la rebelión. Segundo, que don Gabriel algo debió hacer bien porque se el Govern balear le concedió a título póstumo el Premio Ramon Llull en 1998. Y tercero, sustituir a don Gabriel por Federica Montseny es discutible: esta anarquista/ministra indudablemente hizo cosas buenas, aunque no consta ninguna conexión de ella con Palma, pero en 1936 dijo algo tan poco fraternal como: «Nosotros hemos hecho fusilamientos (…) y los hemos hecho porque, o matamos nosotros, o nos matan ellos. (…) Si se ha matado, ha sido por la convicción de que era preciso y con pleno conocimiento de causa». Estoy seguro que don Gabriel no dijo palabras como estas ni otras parecidas.

Pero, en realidad, si escribo este artículo es para defender a un entrañable amigo de mi abuelo, Carlos Garau Tornabells , que fue arquitecto de la Diputación y gran amigo de José de Oleza Frates , arquitecto de la Caja de Ahorros y del Obispado de Mallorca. Oleza era un gran arquitecto. Baste para ello que consulten en internet el libro-tesis doctoral del malogrado catedrático de historia de arte de la UIB Miguel Seguí Aznar , Arquitectura contemporánea en Mallorca (1900-1947) , Palma (1990), que le dedica varias páginas y resalta su gran labor profesional.

Señala el Dr. Seguí: «José ́Oleza Frates (1896-1971), nace en Palma el día 15 de agosto de 1896. Realiza sus estudios en la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona; los inicia en 1915 y los finaliza en el curso 1922-1923. Una vez titulado se establece en Mallorca donde llevó a cabo toda su labor profesional hasta su fallecimiento acaecido en el año 1971. Fue arquitecto diocesano y de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de las Baleares. También fue concejal y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Palma en 1924, volviendo a desempeñar una concejalía en dicho Ayuntamiento entre los años 1959 y 1964.»

Pero veamos ahora qué dicen los técnicos del censo: «Carrer José de Oleza y de España . Arquitecte i polític (1896-1971). Durant la Guerra Civil fou president de la Junta Nacional de la Subscripción Pro-Movimiento Nacional i membre de la Comissió Provincial d’Ensenyament, responsable de la depuració de tot els cos docent de Mallorca. Durant la dictadura franquista fou batle de Palma entre els anys 1941 i 1942 i regidor de la corporació municipal entre els anys 1948 i 1955.»

Supongo que está claro: Este don José de Oleza y de España no es don José de Oleza Frates, sino un funcionario que fue alcalde de Palma entre los años 1941 y 1942.

Por tanto, estos técnicos, y esto me indigna, y este alcalde de Palma, y esto me indigna igual, se han atrevido en su ignorancia y dejadez a denigrar públicamente a una persona intachable, a don José de Oleza Frates, sin detenerse mínimamente a pensar que las personas, y sobre todo los muertos, tienen derecho al honor. Espero que el alcalde lave el buen nombre de un hombre de bien.