Uno de los familiares de Aurora Picornell sostiene la pluma que se encontró junto a sus restos. | Pilar Pellicer

La pluma estilográfica de Aurora Picornell, hallada en la fosa número tres de Son Coletes, se convertirá en un símbolo de memoria y de reparación. Su familia ha donado todos sus objetos al Govern para que sean restaurados y exhibidos en un espacio memorialístico, cuya ubicación se consensuará con las familias de las víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo.

Noticias relacionadas

Así lo ha explicado este viernes Miquel Tortella, sobrinonieto de 'la pasionaria mallorquina' en el cementerio de Son Coletes de Manacor, donde permanecen custodiados desde su hallazgo. Junto con el vicepresident Yllanes, el director general de Memória, Marc Herrera y la antropóloga Almudena García Rubio, Tortella ha visitado la fosa en la que se exhumaron los restos de su tía abuela y los de las conocidas 'rojas del Molinar'.