Los regidores del Ajuntament de Manacor se reunieron ayer por la tarde en pleno. | Maria Nadal

29

La polémica surgida en los últimos días entre el tenista Rafa Nadal y el alcalde de Manacor Miquel Oliver llegó este lunes al pleno. El PP (en la oposición) decidió, en el último momento, cambiar sus preguntas y aprovechó para pedir la valoración de los portavoces de Unides-Podem y PSOE, socios de gobierno con Més-Esquerra. El equipo de gobierno cerró filas.

Aún así, el pasado domingo Ultima Hora publicó unas declaraciones de la portavoz socialista en Manacor, Núria Hinojosa, en las que indicaba que «la opinión de Miquel Oliver es libre, pero desde el cargo que ocupa es necesaria más responsabilidad». Al finalizar el pleno de este lunes, el mismo Oliver tildó de «desafortunadas» estas afirmaciones y dijo que «cada uno es esclavo de sus palabras», dejando patente cierto malestar con el PSOE local.

Durante el pleno, Hinojosa no entró en la discusión. «Como PSOE no entramos en la polémica. Es un debate estéril y finalizado», sentenció la edil, que continuó diciendo que «como regidora de Urbanisme estamos trabajando en el encargo de la ley que tiene como objetivo la ampliación de la Academia Rafa Nadal, la construcción de una zona verde de 2.600 metros cuadrados, la creación de un párking de 3.500 metros cuadrados, la habilitación de una rotonda y en determinar una cantidad por el aprovechamiento urbanístico».

Noticias relacionadas

Carles Grimalt, de Podemos, tampoco entró a valorar la polémica e incluso dijo que «no he leído las declaraciones del alcalde, aunque sí he recibido mensajes de mal gusto que no quiero reproducir». Añadió que «es una pena que no se puedan discutir estos temas en un despacho».

Tanto Hinojosa como Grimalt criticaron que el PP utilizase este tema para hacer un «show mediático». En este mismo sentido habló Oliver: «Es una lástima que los políticos de bajo nivel se hayan querido aprovechar de la imagen de Nadal porque él no lo buscaba» y añadió que «entiendo que Rafa Nadal esté dolido, pero, como cualquier ciudadano, tiene al alcalde de Manacor a su disposición aunque esto no quita que denuncie el urbanismo a la carta, como he hecho siempre».

La portavoz del PP, Maria Antònia Sansó, lamentó que ni Grimalt ni Hinojosa respondieran a su pregunta y evitaran posicionarse sobre el tema. Sobre el alcalde Oliver fue clara: «Pida perdón porque cuando habla lo hace en nombre de los vecinos de Manacor y sus declaraciones han hecho que muchos ciudadanos nos sintamos dolidos».

La portavoz del PI y exalcaldesa, Catalina Riera, solo puntualizó que no se envió el IBI a la Academia porque a finales de 2016 la Agència Tributària «dejó de hacer altas por la revisión del catastro, no porque el Ajuntament no la remitiera».