Imagen de la celebración de la boda. | GOIB

20

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha abierto un expediente sancionador por la celebración de una boda en la playa de Es Trenc de Mallorca el pasado 30 de mayo en la que participaron unas 50 personas.

Los agentes de medio ambiente levantaron un acta tras certificar la celebración de una boda en un lugar incluido dentro de la Red Natura 2000 como de interés comunitario (LIC) y zona de especial protección para las aves (ZEPA).

Según el acta, la boda tuvo lugar dentro de la zona dunar y, para ello, se instaló una mesa, un marco de troncos a modo de puerta y 46 taburetes, además de 4 mesas de cáterin pequeñas. En total, la superficie ocupada se situó en los 459 metros cuadrados.

Al día siguiente de la celebración, los agentes de medio ambiente volvieron al lugar para constatar las afecciones en el medio y se entrevistaron con la propietaria, que no disponía de autorización para celebrar allí un acto de estas características, tal y como establece la Ley 2/2017 de declaración del Parque Natural Marítimoterrestre es Trenc-Salobrar de Campos.

La Dirección general de Espacios Naturales y Biodiversidad ha iniciado un expediente administrativo y ha designado un instructor por una posible infracción de la Ley para la conservación de los espacios de relevancia ambiental (LECO).

En un comunicado, la conselleria explica que la vigilancia en el Parque Natural se incrementa durante los meses de temporada alta para garantizar la conservación del medio natural.

Así, este año, el servicio de información y vigilancia del Parque dispone de un presupuesto de 189.142 euros para desplegar a dos informadores los meses de mayo y octubre; cuatro informadores y cuatro vigilantes los meses de junio y septiembre; y cinco informadores y cuatro vigilantes los meses de julio y agosto.

También que se ha decidido incrementar la presencia del Servicio de Agentes de Medio ambiente en el Parque Natural en julio y agosto en la zona dunar.