Imagen de archivo de la marcha reivindicativa para pedir el libre acceso a Ternelles. | T. Ayuga

2

El Ayuntamiento de Pollença y la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca han empezado a trabajar para garantizar el derecho de paso por el camí de Ternelles, después de la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a este consistorio a adaptar su normativa urbanística al Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de la Serra de Tramuntana.

Según ha informado el Ejecutivo balear, ambas administraciones han empezado a trabajar para ejecutar la sentencia y asegurar el tránsito de personas por esta zona, con prescripciones ambientales, en virtud de la disposición transitoria tercera de la LECO, la Ley para la conservación de los espacios de relevancia ambiental según la redacción establecida en la Ley 12/2016, de 17 de agosto, de evaluación de impacto ambiental de Baleares, que permite que el acceso al dominio público marítimo terrestre a través de zonas de exclusión sea autorizable caso por caso.

De esta manera, mientras el Ayuntamiento no se adapta al PORN se asegura la connotación ambiental en el derecho de paso por esta zona. Ahora, sin embargo, hace falta que ambas administraciones vehiculen cómo se llevan a cabo estas autorizaciones.

Momento de la reunión.

Noticias relacionadas

Para ello ya se ha mantenido una primera reunión entre representantes del consistorio de Pollença, encabezados por el alcalde, Miquel Àngel March y el concejal de Urbanismo, Tomeu Cifre, y el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad del Govern, Miquel Mir.