Desde el mes de noviembre del año 2014, las obras del Teatre Principal están completamente paralizadas. | Maria Nadal

2

Dragados reclama 1.267.499 euros a la Fundació Teatre Principal en concepto de daños y perjuicios después que la entidad formada por el Ajuntament de Inca, el Consell y el Govern decidieran rescindir el contrato de obras con la empresa el pasado mes de diciembre. La reforma del Teatre Principal está paralizada desde hace un año y medio.

En su escrito con registro de entrada del pasado miércoles en el Ajuntament, Dragados justifica los continuos retrasos en la obra y final paralización de la reforma a la falta del proyecto modificado y culpa tanto a la Fundació como a la dirección facultativa del proyecto de no haber agilizado los trámites.

Desde el PP se insistió este miércoles en que la Fundació Teatre Principal también tendría que haber rescindido el contrato con la dirección facultativa y añadió que «si alguien no tiene culpa de nada en el retraso de las obras es el Ajuntament de Inca».

Noticias relacionadas

Por su parte, el alcalde Virgilio Moreno sentenció que «seguimos las recomendaciones de nuestros asesores jurídicos y ahora estamos pendientes de ratificar la rescisión del contrato en una nueva reunión de la Fundació Teatre Principal».