Las autoridades insulares y baleares desplazadas ayer hasta sa Dragonera posan en el mirador de na Miranda. | Michel's

27

El Consell de Mallorca conmemoró ayer el 25 aniversario de la adquisición de la isla de sa Dragonera. En un sencillo acto celebrado en Cala Lladó los actuales responsables de la institución descubrieron una placa dedicada al ex presidente insular Joan Verger, impulsor de la compra de la isla. La jornada conmemorativa también sirvió para presentar una nueva guía de aplicación smartphone de visita al parque.

La presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, recordó la amenaza que supuso, en 1977, un proyecto de construcción en sa Dragonera de un complejo que incluía mansiones de lujo, un hotel, un puerto y un casino, y como «los grupos ecologistas y centenares de personas anónimas lucharon para evitar que la isla fuese edificada», manifestó Salom. Entre estas personas a las que hizo referencia, destacó la figura de Joan Verger, «un político excepcional que, juntamente con su equipo de consellers, hicieron posible la compra de sa Dragonera», afirmó.

El pleno del Consell de Mallorca aprobó la compra de sa Dragonera el 14 de julio de 1988 por un valor de 280 millones de pesetas y, desde entonces, se ha convertido en uno de los parques más «consolidados y equilibrados» de Balears, con una media de 40.000 visitantes anuales, precisaron ayer desde la institución insular.

Actuaciones

En 1995 la isla fue declarada parque natural y hoy en día «es un ecosistema que ha traspasado fronteras y que es reconocido por los investigadores de todo el mundo que cada año se desplazan hasta esta isla para estudiar su fauna y flora», aseguró la presidenta Salom.

Maria Salom hizo también un repaso a las actuaciones llevadas a cabo durante estos 25 años por los diferentes gobiernos insulares, como la recuperación de los faros o la reconversión de las antiguas casas de los payeses en centro de interpretación. Salom anunció también que, para este año, está previsto que comience la restauración del escar de Cala Lladó.

La celebración contó con la presencia del alcalde de Andratx, Llorenç Suau (PP), y de María Dolores Bonnín, viuda de Joan Verger, así como gran parte de los miembros de la corporación insular, como el vice presidente Joan Rotger, la consellera de Medi Ambient, Catalina Soler, el portavoz del PSOE, Jaume Garau, o la consellera de Més, Magdalena Palou.