El joven, a su salida de los juzgados para ser conducido a la cárcel de Palma. | Joan Torres

116

J. P. C., el joven de 20 años que confesó a la Guardia Civil haber incendiado el automóvil del alcalde de Sóller, ingresó ayer en prisión sin fianza. La juez de guardia en Palma aceptó la medida solicitada por Fiscalía ante la gravedad de los hechos. El joven queda imputado de un delito de incendio castigado con penas de entre 10 y 20 años de cárcel ya que el fuego se inició justo al lado de la casa del alcalde Carlos Simarro. De esta manera, se entiende que pudo existir riesgo para la integridad de las personas. Es, en todo caso, una calificación muy provisional de los hechos y lo más probable es que se modifiquen a la baja durante la instrucción.

En su comparecencia ante la juez, el joven ratificó la confesión que ya hizo ante la Guardia Civil. Eso sí, pidió ser examinado por un médico forense tras pasar la noche en la comandancia.

El otro detenido por los mismos hechos, un joven de 16 años de edad pasó a disposición de la Fiscalía de Menores y de uno de los dos juzgados de esta jurisdicción. Está a la espera de que en las próximas horas se fijen medidas cautelares en su contra. Además de por quemar el coche del alcalde, al mayor se le acusa del incendio de 14 de los parquímetros de la localidad. Los daños causados en estos aparatos disparan y mucho la posible responsabilidad civil que tendrían que asumir que se calcula por encima de los 100.000 euros. En el caso del menor serán sus padres los responsables de hacer frente a los daños que pudiera haber causado.

Por su parte, la Guardia Civil continúa con la investigación de los hechos. Además de las dos detenciones practicadas, ha tomado declaración a jóvenes del entorno de los dos detenidos.

El mayor de edad fue detenido en la madrugada del lunes cuando supuestamente intentaba inutilizar varias máquinas de la ORA con un soplete de cocina. Intentó huir pero fue arrestado por los agentes de la Guardia Civil.

Noticias relacionadas

La Delegación del Gobierno de Balears felicitó ayer a través de un comunicado de prensa a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sóller que participaron en la detención de los jóvenes. Además agradeció la colaboración ciudadana.