Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria donde está ingresado un enfermero de Cruz Roja, cooperante en Sierra Leona, que activó el protocolo por ébola al presentar un cuadro de fiebre. | Ram

2

Los resultados de la primera analítica efectuada por el Instituto de Salud Carlos III de Madrid al enfermero de Cruz Roja que desde este jueves está ingresado en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, han dado negativo al virus del ébola. También ha sido negativo el resultado de la prueba realizada al misionero que había estado en Liberia y que ingresó este jueves en el Carlos III con fiebre.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha informado este viernes en un comunicado de que los resultados de la analítica han dado un resultado positivo de malaria, por lo que el hospital ha comenzado a dar al enfermo el tratamiento pertinente.

A partir de este momento es necesario esperar tres días para realizar la segunda prueba analítica que confirme el resultado obtenido este viernes respecto al ébola, tal y como establecen los protocolos y a propuesta de los microbiólogos del Instituto de Salud Carlos III.

Las muestras de esta segunda prueba serán tomadas el próximo lunes y remitidas al Instituto de Salud Carlos III, que, según los protocolos establecidos, dispone de 24 horas a partir de su recepción para dar los resultados.

Hasta que se conozcan las pruebas definitivas el paciente continuará aislado en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria.

Noticias relacionadas

Asimismo, las personas que conviven con este hombre, que es cooperante de Cruz Roja, permanecen en observación preventiva en este centro hospitalario y continuarán en la misma situación hasta que se conozcan los resultados definitivos.

El misionero

El misionero español que ingresó este jueves en el Hospital La Paz-Carlos III de Madrid tras estar en Liberia y haber experimentado fiebre ha dado negativo en los primeros análisis realizados para ver si estaba infectado con el virus del ébola.

Así lo ha confirmado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha recordado además que por el momento, ninguno de los pacientes ingresados este jueves, ha dado positivo en los primeros análisis.

El misionero se considera un caso en observación de bajo riesgo al no haber estado en contacto con personas contagiadas por ébola durante su estancia en Liberia, desde donde llegó a España el pasado sábado.

El misionero estuvo alojado durante su estancia en Liberia, desde donde llegó a España el pasado día 11 de octubre, en el Hospital San José de Monrovia, que se encuentra cerrado desde el pasado 1 de agosto.