Las vicepresidentas del Consell de Mallorca Bel Busquets y Aurora Ribot, y la presidenta, Catalina Cladera, en el centro, hace unas semanas en Raixa. | Archivo

32

Més y Podemos han exigido este jueves una reunión con el PSIB tras la tensión que ha generado en el Pacte de izquierdas en el Consell de Mallorca la aprobación del acuerdo publicitario entre la institución insular y el Real Mallorca, que permitirá al club cobrar 1.815.000 euros para mantener el nombre de Visit Mallorca Estadi en Son Moix.

Las dos formaciones acusan a la presidenta insular, Catalina Cladera, de avisar antes al PP de que impulsaría el acuerdo con el equipo de fútbol y que no lo comentara antes con sus socios de gobierno. Tras las críticas, Cladera ha desmentido «rotundamente» que lo negociaran previamente con el PP y ha reiterado que, primero se avisó a los socios y, después, a la oposición.

Noticias relacionadas

«O se gobierna con Més per Mallorca o se gobierna con el PP. Que elijan y todos actuaremos en consecuencia», ha escrito este jueves en Twitter el coordinador del partido soberanista, Lluís Apesteguia. La vicepresidenta del Consell y portavoz de Podemos en la institución, Aurora Ribot, se ha expresado en los mismos términos en la red social: «He exigido a la presidenta una reunión del Pacte urgente. Mallorca necesita que este gobierno continúe desarrollando el proyecto acordado en Raixa».

Més y Podemos, junto al conseller insular electo Pere Soler, votaron el miércoles en contra del acuerdo con el Real Mallorca porque rechazan que se destinen 1,8 millones al equipo. «Se aleja de nuestro modelo turístico», dijo el portavoz de Més en el Consell, Jaume Alzamora. «Batiendo año tras año el récord de turistas, no es necesario aumentar la promoción, es necesario repensar cómo hacer más sostenible el modelo. Éste no es el camino», consideró Aurora Ribot.