Todos los participantes de Campos se unieron para una foto de grupo. El alcalde de Manacor, Miquel Oliver, recibió la ‘flama’ en el Ajuntament ante decenas de vecinos. En la imagen de abajo, un grupo durante el recorrido. | Joan Socies

32

«Muy contentos y con un balance de estos tres días muy positivo». Con estas palabras se expresaban este domingo, al finalizar la última etapa del Correllengua, los representantes de Joves per la Llengua. Han sido tres días, desde el viernes que tomo la salida de la plaza de Cort hasta este domingo por la tarde que llegó a la ciudad de Manacor, en los que miles de personas de la Part Forana se han volcado para realizar los relevos para poder mantener bien viva la flama de la llengua. En la jornada de ayer se salió a primera hora de la mañana de Llucmajor para después pasar por Campos, Felanitx, Porreres, Vilafranca y terminar en Manacor. La tónica general en todos los municipios fue una masiva presencia de voluntarios, jóvenes y mayores que querían correr por la lengua catalana. A su llegada a Manacor, el Parc Municipal fue el escenario elegido para celebrar el fin de fiesta con un gran concierto. La velada contó con las actuaciones de Vaivé, O-Erra y Auxili.

Noticias relacionadas

Maria Llabrés, representante de Joves per la Llengua señaló que «han sido tres días muy positivos que nos animan a seguir trabajando a favor de la lengua catalana». Llabrés añadió que «en cada municipio o bien las delegaciones de la OCB o entidades culturales se han esforzado en organizar un recibimiento muy especial. En todo momento ha tenido un carácter muy festivo».

Por ello indica que «nos ha dado fuerzas para pensar en futuros proyectos o un nuevo Correllengua. Tal vez no será el próximo año pero seguro que no tardará». Llabrés quiso agradecer en nombre de Joves per la Llengua la implicación de las miles de personas que se han volcado para hacer realidad el Correllengua. Finalmente, los Joves de la Llengua también quisieron dedicar este domingo al Pare Massot por su fallecimiento.