281

Uno de los principales promotores de la plataforma 'Resistencia balear', Víctor Sánchez, ha anunciado este jueves que ha decidido dar «un paso a un lado» debido a que las sanciones a las que debe hacer frente por las movilizaciones convocadas le endeudan de por vida, según ha asegurado.

En total, hasta este martes, las multas a los implicados en las manifestaciones convocadas por 'La Resistencia' ascienden a 322.200 euros.

Noticias relacionadas

«Estas movilizaciones nos han creado una deuda que seguramente no podremos poder pagar jamás, nos dejan sin recursos para poder seguir en el día a día, en definitiva, nos han fulminado», ha lamentado Sánchez en un mensaje difundido a través de redes sociales.

Sánchez fue el convocante de la primera manifestación que en enero congregó a más de 4.000 personas. La concentración se llevó a cabo pese a que la Delegación del Gobierno la había prohibido por cuestiones sanitarias. Las siguientes se convocaron a modo de marcha motorizada, pero se volvieron a sumar numerosos grupos a pie.

En el mensaje publicado este jueves, Sánchez agradece el apoyo que ha recibido y apunta que seguirá «como uno más», de manera discreta y sencilla, sin prensa, ni radio, ni grandes aspavientos». «Seguiremos nuestro día a día, ayudando en la medida de nuestras posibilidades y desde la humildad a quienes podamos», ha indicado.