Los hoteles pueden ampliarse, pero sin aumentar el número de plazas. | plozano

11

Un total de doce establecimientos hoteleros se han acogido por ahora al decreto de medidas urgentes para la reactivación económica que permite la ampliación de sus instalaciones hasta un 15 por ciento siempre que la ampliación no implique aumento en el número de plazas. Este decreto se aprobó en plena expansión de la pandemia para tratar de combatir los efectos económicos del confinamiento.

Las obras de reforma o ampliación de estos establecimientos supondrán una inversión global de 7,5 millones de euros y la más importante de todas ellas está en el hotel Condesa, de Alcúdia, con un proyecto básico de reforma de 2,68 millones de euros, según figura en una respuesta parlamentaria del conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, al diputado del Partido Popular, Sebastià Sagreras.

Además de este hotel, esta el proyecto de reforma de un edificio anexo para utilizarlo como espacio polivalente del agroturismo Sin Burgues; la reforma, ampliación y legalización del local de restaurante Spyder y la reforma y ampliación parcial del hotel y apartamentos Amena Mar, en Sant Llorenç.

Màs proyectos

También están la reforma, ampliación y cambio de categoría del hotel Marena Beach (Palma); la modernización de los agroturismos Es Palmer (Campos), Son Doblons (Santa Margalida), Can Furiós (Selva) y el hotel rural s’Olivaret (Alaró); la reforma y construcción de una piscina del agroturismo Cas Xorc (Sóller) y loa de modernización y mejora de los hoteles Bonsol y Villas Bon Sol, ambos en el municipio de Calvià.