Antonio Oliver, coordinador del Servicio de Microbiología de Son Espases. | ARCHIVO

25

El doctor Antonio Oliver es el máximo responsable del laboratorio de Microbiología de Son Espases, centro neurálgico de la detección y diagnóstico del coronavirus en Balears a pesar de que recientemente también se hacen pruebas en otros hospitales. En el último mes han tenido que reforzar plantilla y esfuerzos. Hace tres días testaron una nueva prueba de detección rápida de coronavirus para pacientes ingresados.

¿Qué tal funcionan los diez mil test de anticuerpos de SARS-CoV-2?
— Los probamos el domingo en 40 muestras y funcionan bien. Los resultados están en 15 minutos pero como detectan anticuerpos son buenos en los pacientes cuando ya los han desarrollado, por lo que no valen para cuadros incipientes o los primeros días de contagio.

¿Qué los diferencia de las pruebas de antígenos del Ministerio para hacer a toda la población?
— El tiempo de detección es similar, ambos son rápidos. El antígeno también funciona al inicio de la enfermedad pero luego pierde efectividad y el porcentaje de positivos que detecta baja. Su efectividad es del 70 %.

¿Ninguno es 100 % fiable?
— Los falsos negativos están en todas partes pero la PCR es más fiable, generalmente si falla es porque la toma de muestras no se ha hecho bien. Si hay una sospecha muy clara y da negativo, la prueba se repite.

Al final, los síntomas del coronavirus parecen claros...
— Cuando se analizan muchos casos ves que el cuadro tiene un repertorio amplio, lo mismo pasa con la gripe. Desde el punto de vista respiratorio o con afectación pulmonar se diferencia bastante bien del resto, pero no es así en la mayoría de los casos; los leves tienen síntomas más variados.

¿Por qué se ha discrepado en hacer test a todo el mundo?
— Ahora mismo lo importante para dar respuesta a las necesidades asistenciales es diagnosticar a los que están de verdad enfermos y asegurar al personal sanitario. A nivel poblacional está bien que nos hagamos una idea de su incidencia pero más para documentarnos que para responder a la necesidad médica. Hay test que podremos aplicar más tarde para ver cuánta gente ha pasado la enfermedad porque estos anticuerpos persisten en el organismo.

¿Quién supera la enfermedad queda inmunizado?
— No se sabe cuánto tiempo están en el cuerpo pero el término medio son meses e incluso años. Otra cosa es cómo de protectores son estos anticuerpos.

¿Bastará hasta la llegada de una vacuna?
— Las vacunas tardan, hay muchos grupos trabajando en ello en el mundo, pero no habrá una vacuna que se pueda utilizar en masa antes del año. El anticuerpo se utiliza para tratar y la vacuna para prevenir.

¿Cuál es el nivel de trabajo en el laboratorio de Microbiología?
— Hemos puesto turnos de cinco o seis personas para diagnosticar mañana, tarde y noche de lunes a domingo. Todo el servicio está volcado, hacemos más de 400 pruebas diarias pero tenemos capacidad para hacer unas mil. Estamos haciendo todas las que nos llegan en 24 horas.

Antes pensaban que sólo había contagio cuando se presentaban síntomas. ¿Y ahora?
— Hay personas asintomáticas portadoras del virus y que lo pueden transmitir, las hay.

La pregunta del millón: ¿en qué momento está Balears de la curva epidémica?
— Mi impresión es que está empezando a descender, disminuyen el número de nuevos casos desde hace un par de días. Habrá que confirmarlo.

Se decía que éste era un virus más, ¿han fallado todos los pronósticos?
— Fallaron los pronósticos pero siempre se dejó claro que era un virus desconocido y el escenario de la epidemia estaba allí aunque nadie apostaba por él. Es más transmisible de lo que pensábamos y empezó antes de lo que se dijo.