Francesc Dalmau y Joana Maria Adrover, durante la rueda de prensa.

61

El jefe de la Policía Local de Palma ha aprobado una instrucción de servicio dirigida a todas las unidades para que se programen controles diarios en aquellos puntos de la ciudad con mayor circulación de usuarios o más conflictivos a fin de velar por el cumplimiento del decreto del Ayuntamiento que regula el uso de los vehículos de movilidad personal (VMP) y en concreto de los patinetes eléctricos.

Esta instrucción significa que a partir de ahora la Policía Local sancionará todas aquellas infracciones que se detecten por parte de usuarios de estos vehículos.

La regidora de Seguridad Ciudadana, Joana María Adrover, dejo claro que «se han de hacer cumplir las ordenanzas y nadie ni ninguna modalidad de movilidad que vaya apareciendo está exenta de este cumplimiento de la normativa, por tanto por parte de la Policía se pondrá el acento en este punto».

Noticias relacionadas

La edil afirmó que desde la aprobación del decreto, hace cinco meses, se han puesto multas por infracciones de usuarios de los patinetes, pero admitió que «la Policía, sensible a esta nueva forma de movilidad, entendió que debía dar un margen a la ciudadanía», por lo que se actuó en dos fases. Durante el verano, indicó la edil, los controles se centraron especialmente en la Playa de Palma, donde se pusieron más de un centenar de multas sobre todo a los vehículos de alquiler. A partir del mes de septiembre se comenzaron a realizar controles en puntos de la ciudad, también con algunas multas como resultado, pero ahora como consecuencia de la instrucción aprobada empieza esta nueva etapa en la que «el mandato político es hacer cumplir la normativa».

Además, Adrover presentó junto al concejal de Movilidad, Francesc Dalmau, una campaña que pone en marcha el Ayuntamiento desde este viernes en las redes sociales, dirigida sobre todo a los jóvenes, «en la que se les informa de la normativa para que los usuarios puedan seguir utilizando el patinete sin atentar contra el derecho del viandante y de otras personas», declaró Adrover.

En los controles policiales los agentes dispondrán también de un díptico que deberán entregar a los usuarios de los patinetes que sean parados por el agente tanto en caso de que sea sancionado como de que no. Adrover insistió en que la protección del peatón es el objetivo principal.

En estos 5 meses de vigencia del decreto la edil informó de que la policía ha detectado que las infracciones más habituales son no tener la edad suficiente para conducir el patinete, no respetar la normativa de tránsito, circular por lugares prohibidos, circular con auriculares o teléfonos móviles o circular bajo los efectos del alcohol y de las drogas.