2

El pleno del Parlament ha rechazado este martes pedir al Estado que los empresarios afectados por la caída de Thomas Cook recuperen los importes del IVA de facturas impagadas, una cantidad que deben liquidar frente a Hacienda a pesar de no haber cobrado, pero sí ha solicitado que se impulsen cambios normativos para evitar que estas situaciones se produzcan en el futuro.

Se trata de varios puntos de una moción presentada por el PI, que abordaba distintos aspectos de la política turística balear, y que ha incorporado algunas enmiendas. De los 14 puntos originales, se han aprobado seis.

Con la redacción original de la propuesta del PI, se pedía que el Estado permitiese a los afectados aplazar el ingreso del IVA sin penalizaciones, pero se ha modificado mediante una enmienda de Cs, quien ha argumentado que a día de hoy las empresas ya tienen que haber realizado las liquidaciones. Sin embargo, el punto se ha rechazado con 26 votos favorables (PI, PP, Cs y Vox) y 32 en contra (PSIB, MÉS, Podemos y Mixto).

Con todo, el pleno sí ha acordado pedir al Estado que instrumente los cambios jurídicos necesarios para que las empresas europeas afectadas por quiebras como ésta no tengan que ingresar el IVA por facturas impagadas. Este punto ha recibido 54 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones.

El pleno también ha apoyado otro punto con el que insta al Gobierno a garantizar la conectividad aérea y a avanzar hacia un modelo aeroportuario de cogestión, donde las instituciones de Baleares tengan «poder de decisión». Todos los grupos han votado a favor de este apartado, excepto Vox.

Asimismo, se ha rechazado el punto que pedía reducir el impuesto turístico a la mitad y otro que pedía no aprobar aumentos del gravamen y garantizar que una parte destacada de lo recaudado se invierta en la zona turística que ha generado los recursos.

Tampoco han prosperado los puntos que pedían cambios en la normativa de viviendas vacacionales, planes de reconversión de zonas turísticas y un plan plurianual de inversiones en depuración para combatir los vertidos; ni el que solicitaba modificar la ley turística para facilitar las reformas hoteleras.

La Cámara sí ha dado el visto bueno a instar al Govern a aprobar regulación «que permita garantizar la actividad de un turismo de cruceros proporcionada y sostenible» y escalonar la llegada de cruceros para evitar saturación; a impulsar la diversificación del 'sol y playa'; y, por unanimidad, solicitar medidas para el mantenimiento y recuperación de playas.

INTERVENCIONES DE LOS MEDIOS

El diputado del PI Josep Melià ha sido el encargado de defender la moción. Durante su intervención se ha mostrado de acuerdo en que los empresarios puedan recuperar las cantidades del IVA no pagadas como consecuencia de la quiebra de Thomas Cook.
Respecto al impuesto de turismo sostenible, ha subrayado que han apoyado su implantación y mantenimiento, pero que quieren hablar de «proporcionalidad» porque les parece que con las tarifas actuales el Govern se ha «pasado de frenada».

Desde Cs, el portavoz, Marc Pérez-Ribas, ha recalcado que es necesario consolidar Baleares como destino e incrementar su valor, «buscando la excelencia» y con «soluciones innovadoras».

Por parte del PP, la diputada Maria Antònia García ha avisado de que Baleares «requiere políticas valientes» para reposicionarse como destino. Respecto a los puntos sobre el IVA de facturas impagadas, ha criticado que «ni Francina Armengol ni Pedro Sánchez han tenido suficiente sensibilidad» para adaptar esta medida.

Desde Unidas Podemos, la diputada Antònia Martín ha lamentado que la propuesta del PI no incluyera puntos relativos a los trabajadores del sector turístico; y se ha opuesto a modificar la regulación del alquiler vacacional.

Por parte de MÉS, el diputado Joan Mas ha coincidido en que la situación generada con el IVA es «injusta», y ha reivindicado la cogestión aeroportuaria asegurando que «el modelo centralista es insostenible».

A esto le ha contestado el portavoz de Vox, Jorge Campos, diciendo que «lo que es insostenible es el actual sistema autonómico». En su intervención, Campos también ha defendido la supresión del impuesto turístico porque «encarece el producto turístico y merma la competitividad».

Finalmente, la diputada del PSIB Pilar Sansó ha lamentado que el PI incluyera puntos sobre el impuesto turístico, diciendo que lo usan «como les conviene».