Llorenç Pou se reunió con representantes de los trabajadores afectados y de UGT para explicar las ayudas. | Jaume Morey

19

El Servei d’Orientació de les Illes Balears (SOIB) estudia la viabilidad del segundo pago de las ayudas que aprobó el Ejecutivo para los trabajadores de la sede de Thomas Cook en Palma después de la quiebra del touroperador británico el pasado 23 de septiembre.

Dentro del paquete de medidas extraordinarias para hacer frente a la quiebra, el Govern aprobó una medida pionera tanto en la Comunitat como en el conjunto del Estado que contemplaba el pago de una ayuda económica máxima mensual de 500 euros para los trabajadores afectados, por un plazo máximo de cuatro meses.

Desde entonces, los trabajadores que solicitaron esta ayuda ya la han cobrado una vez, pero ahora están pendientes de un segundo pago, algo que ha causado cierto malestar entre los afectados por el retraso. Por este motivo, ayer se celebró una reunión en la sede de UGT en la que el director general d’Ocupació, Llorenç Pou, explicó que los servicios jurídicos estudian la posibilidad de realizar el pago sin incurrir en ninguna ilegalidad.

Estas dudas están motivadas por el hecho de que los trabajadores de Thomas Cook firmaron su despido el pasado 31 de enero, momento a partir del cual pudieron solicitar la prestación del paro. Desde la quiebra del touroperador, los trabajadores cobraron la nómina de otros dos meses, y otro mes la ayuda del Govern. Ahora están pendientes de poder recibir una segunda mensualidad de esta ayuda extraordinaria. Desde la Conselleria de Turisme i Treball indicaron que esta cuestión es «una prioridad» y que se comunicará a los afectados lo antes posible. Subrayaron que se trata de una cuestión de seguridad jurídica ya que la partida económica para el pago está disponible.

Pagado

El SOIB realizó un primer pago en concepto de ayudas que ascendió a 230.416 euros. En total, se abonaron 500 euros a 438 trabajadores, mientras que otros 30 recibieron una cantidad inferior. Así, de los 477 trabajadores que solicitaron esta ayuda extraordinaria del Govern, la recibieron 468.

Un tercio de trabajadores ya tiene otro empleo

La plantilla de Thomas Cook en Palma estaba formada por 620 personas, de las que 477 solicitaron la ayuda del Govern, aunque la recibieron 468.

Estas personas, además, realizaron el itinerario individualizado de inserción que formaba parte de los requisitos de la convocatoria y se les ofrecieron otros servicios de orientación, como actuaciones de recolocación. A día de hoy, 174 extrabajadores de Thomas Cook ha encontrado otro empleo y 65 han sido subrogados por otra empresa. Casi un tercio tiene trabajo.