Imagen captada por las cámaras de la DGT poco después de las 9.00 horas. | DGT

15

Un día más, y ya son incontables, los accesos a Palma se han visto colapsados a primera hora de la mañana. Un gran atasco paralizaba la circulación a la altura del cementerio en dirección a Andratx, aunque la principal causa no son esta vez meteorológicos o causados por un accidente de tráfico.

Este miércoles la situación del tráfico en la Vía de Cintura fue destacada y, en principio, las autoridades atribuyeron las dificultades al día lluvioso, que provoca que más coches circulen por esta concurrida vía neurálgica de Palma.

Noticias relacionadas

Este jueves, sin embargo, no llueve, aunque la concurrencia de vehículos sigue siendo muy elevada. El motivo, al parecer, es que unas obras puntuales han obligado a cortar uno de los carriles de circulación, unas labores que se están desarrollando coincidiendo con la hora de entrada a los centros educativos y a los puestos de trabajo.

Además, un accidente de tráfico en la carretera de Andratx, a la altura de la salida a la Vía de Cintura, ha acrecentado las retenciones. Asimismo, algunos conductores han lamentado las retenciones causadas en el Paseo Marítimo de Palma, también a primera hora de la mañana, cuando las tareas de limpieza y de jardinería en la mediana a mitad del paseo han reducido los carriles en la vía, obligando los coches a reducir la marcha y congestionando otra de las arterias que soportan una gran cantidad de tráfico a primera hora de la mañana.

En algunos momentos la retención ha llegado hasta la altura de la Catedral de Mallorca, según han narrado los mismos conductores atrapados.