Concentración de la asociación 'Sa Feixina sí que tomba' reclamando el derribo del monumento. | Joan Torres

La plataforma ciudadana ‘Sa Feixina Sí que Tomba’ reclamó este jueves al Consell que «presione de manera activa al jefe de los servicios jurídicos de esta administración, Miquel Barceló, para aclarar por qué un funcionario con su experiencia y trayectoria falló a la hora de notificar a todas las partes al mismo tiempo que el monumento no se catalogaría», un error que obligó al Consell a paralizar el expediente de demolición del memorial al crucero Baleares.

«No tenemos ninguna duda de que este fallo fue intencionado, porque no es normal», aseveró, Frederic Guillem, portavoz de ‘Sa Feixina Sí que Tomba’.

Noticias relacionadas

Como se recordará la administración insular se vio obligada a esta paralización hasta que se resuelva el recurso de alzada que presentó la Associació de Veïns de Santa Catalina contra la resolución de la Comisión Insular de Patrimonio Histórico de Mallorca por la que se denegó la incoación de expediente para la declaración como bien de interés cultural o bien catalogado del monumento.

La plataforma se concentró este jueves en la Plaça de Cort, su primer acto de protesta tras su presentación, pero a partir de ahora tiene previsto convocar nuevas movilizaciones ciudadanas hasta ver cumplido el objetivo con el que se creó, que es «reivindicar que en el espacio público no hay sitio para un monumento que exalta el fascismo genocida y la dictadura», expuso Guillem.