Un grupo de turistas pagando el Impuesto de Turismo Sostenible en el primer día de su entrada en vigor sin ningún tipo de problema. | Jaume Morey

57

El primer día de aplicación oficial del cobro del Impuesto de Turismo Sostenible en la oferta de alojamiento turístico reglada de Balears, que suma más de 425.000 camas, transcurrió con normalidad absoluta y sin ningún incidente.

«Se les informa del cobro del impuesto y lo pagan porque entienden los motivos. Hoy (por este viernes) los turistas lo han abonado por los días de estancia que van a estar en la Isla, aunque ya llevamos cobrándola desde el día 27 de junio, porque hay clientes que llegaron antes y se irán el 4, 5 ó 6 de este mes. Los que vienen con paquete turístico lo tienen que abonar nada más llegar en el momento de recibir la llave de la habitación», señalaban hoteleros de todas las zonas turísticas de Mallorca. En otros establecimientos, en cambio, lo abonan a la salida.

Uno de los principales motivos por los que los turistas no presentan ninguna oposición a su pago es su finalidad. La mayoría coinciden en dar su visto bueno a que se dedique a la mejora y preservación del medio ambiente. El impuesto oscila entre los 0,5 y los 2 euros por persona y noche -según el tipo de alojamiento- más el correspondiente IVA del 10 % sobre el total a abonar.

La presidenta de la Federación Hotelera de Mallorca (FEHM), Inmaculada Benito, explicó que se están estudiando los textos normativos por si, así se acuerda en la asamblea, «emprender acciones judiciales para impugnar la normativa». Los servicios jurídicos de la FEHM están analizando esta cuestión, que no está decidida.