Un total de 33 cofradías participan en la procesión del Sant Enterrament. | Joan Torres

14

Con un cambio de recorrido y el adelanto en la hora de salida como novedades, las procesiones tocan a su fin en Palma este Viernes Santo. Dos minutos después de las siete de la tarde los primeros tambores sonaban en la Plaça de Sant Francesc para dar por iniciada esta última procesión de Semana Santa, en la que el paso del Sant Enterrament es el protagonista. La venerada imagen de Cristo llegó a la iglesia del Socors pasadas las doce de la noche.

Un total de 33 cofradías se han dado cita en la capital balear para participar en este día de recogimiento, respeto y silencio, que han acompañado miles de fieles. Los cerca de 3.000 cofrades han recorrido el camino tradicional hasta llegar a la calle Mercadal y, en lugar de seguir por Flassaders en dirección a la Porta de Sant Antoni, tomaron la calle Travessa d'en Ballester para enfilar después por la calle Socors hasta la iglesia del mismo nombre, donde los primeros pasos llegaron a las 20:30 horas.