Kurt Viaene durante el juicio. | Montserrat T. D

20

Algo más de dos años y un mes después de ingresar en prisión, Kurt Viaene, el principal ‘arrepentido’ del caso Scala ha sido clasificado en tercer grado penitenciario. El exdirector general de Promoción Turística fue el último alto cargo del CDEIB que confesó las múltiples irregularidades que provocaron un agujero de ocho millones de euros en la empresa pública.

Registró su confesión en la Audiencia doce minutos antes del inicio del juicio y aceptó una condena de cinco años y cinco meses de cárcel en abril de 2013. Apenas unos meses después, el 3 de agosto de ese año, ingresó de forma voluntaria en el centro penitenciario de Palma para cumplir esa pena. Tras algo más de dos años en régimen cerrado accede ahora al tercer grado que le permitirá acudir sólo a dormir a prisión.

El progreso de grado de Viaene se produce unas pocas semanas después de que la exgerente del CDEIB, Antonia Ordinas, siguiera el mismo camino. Ésta había sido condenada también tras su confesión a una pena más baja que la de Viaene: cuatro años y dos meses de cárcel.

También ingresó en la causa el exconcejal del PP en Lloseta Felipe Ferré, con una condena de tres años de cárcel. El principal acusado, el exconseller Josep Juan Cardona, que no aceptó ninguna pena, recibió una condena de 16 años de cárcel que empezó a cumplir ese verano de 2013 y que luego fue ratificada por el Tribunal Supremo. Cardona cumple esa pena –la más alta impuesta por corrupción en Balears por el momento– en la cárcel de Eivissa.