Juan Manuel Morales Sierra, a su llegada esta mañana a los juzgados. | T. Ayuga

11

El joven de 21 años que pretendía sembrar de bombas el campus de la UIB, Juan Manuel Morales Sierra, ha vuelto a salir esta mañana de la cárcel para someterse a un segundo examen psicológico.

El primer examen se le realizó el pasado 14 de noviembre y en él, El titular del Juzgado de Instrucción 9 le hizo abrir un paquete con una ganzúa eléctrica que le incautaron cuando fue detenido el pasado 3 de octubre en su domicilio de Palma.

Con esa ganzúa, el ‘Unabomber’, como se le conoce, pretendía manipular los tubos con los que iba a armar las bombas y forzar cerraduras para apoderarse de objetos que le sirvieran para su presuntos planes criminales, según refleja su diario personal. «Las pruebas han ido bien y se someterá a otras próximamente, no puedo decir nada más», señaló el forense a este diario. La abogada de Morales Sierra, por su parte, subrayó que el resultado de las pruebas psicológicas serán determinantes para comprobar si su cliente sufre algún tipo de trastorno de personalidad.