La expresidenta del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar y el exvicepresidente Miquel Nadal, durante la tercera jornada del juicio del caso Maquillaje que hace referencia a la productora Video U. | Efe

44

El fiscal, Juan Carrau, concede una notable rebaja en su petición de cárcel para Miquel Nadal al aceptar su confesión como un atenuante muy cualificado. El ministerio público presentó ayer en el juicio del ‘caso Maquillaje’ sus conclusiones definitivas tras siete sesiones de declaraciones. Mantiene una petición de cárcel de seis años para Maria Antònia Munar y la ex directora insular de Comunicación Margarita Sotomayor. En el otro extremo se encuentra Elisabet Diéguez, socia de Studio Media a la que retira los cargos. Si la acusación popular hace lo mismo, esta será la segunda absolución para Diéguez –defendida por el letrado Jaime Campaner– en unas semanas.

El nuevo escrito del fiscal mantiene en lo esencial el relato de los hechos: Munar y Nadal se pusieron de acuerdo para comprar Vídeo U en noviembre de 2004. Para ello emplearon dos testaferros, Víctor García y Miquel Sard. De forma paralela, los socios de la empresa y el dueño de Studio Media, Alfredo Conde solicitaron una subvención al Consell por valor de 120.000 para realizar el programa de radio ‘Temps d’Esports’. Nunca se llegó a emitir. La operación habría sido permitida por Nadal, Munar y Sotomayor desde el Consell. El dinero terminó en la cuenta personal de Conde y el año siguiente se concedió otra subvención por el mismo valor que terminó en las cuentas de Vídeo U.

A este relato Carrau le suma algunos detalles. Aclara que el supuesto testaferro de Munar, Víctor García, estaba casado con Coloma Munar, persona de confianza de la principal acusada. También, al hilo de la declaración del lunes del ex contable de UM, Álvaro Llompart asegura que: «Munar facilitó a Nadal 300.000 euros que procedían de los fondos ‘opacos’ del partido UM que ella presidía». No menciona que ese intercambio se produjera en un coche oficial ni la fecha del mismo, cuestionada ayer por los chóferes de la ex presidenta del Consell.

Sobre Munar también intenta apuntalar su participación en las subvenciones: «Eran competencia exclusiva de la presidenta».

Noticias relacionadas

Las conclusiones definitivas suben ligeramente la petición de pena para dos de los socios de Vídeo U, Luisa Almiñana y Ramón Rullán. Siguen siendo de no cumplimiento en todo caso y el cambio obedece a aspectos técnicos a la hora de computar su pena. Miquel Sard, el testaferro de Nadal se beneficia del mismo atenuante muy cualificado de confesión y la petición para él es de un año y un mes de cárcel. La acusación particular que ejerce el Consell Insular se adhirió al escrito del fiscal. Hoy será el turno de las defensas y de la otra acusación.