Juan Carlos Alía esboza una sonrisa al entrar detenido en la Jefatura Superior de Policía. | T. Ayuga

7

Los cinco trabajadores del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) detenidos hoy en la «operación Pasarela» continúan esta tarde declarando ante la policía ante la presencia del fiscal Anticorrupción Miguel Angel Subirán, que investiga supuestas irregularidades en dicho organismo durante la pasada legislatura.

Los arrestados, tres mujeres y dos hombres, responden a las siglas de F.T.B, L.D.S, A.G., P.P.M y R.V.G, y son jefes de sección del Ibatur y responsables del departamento de informática de este instituto público.

Sus declaraciones en la Jefatura Superior de la Policía de Palma, que han comenzado esta mañana, se han retomado pasadas las cinco de la tarde tras una pausa para comer.

A raíz de estas declaraciones, no se descarta que durante el día de hoy o mañana se produzcan nuevos arrestos por este caso, en el que estaría implicada la cúpula del Ibatur en la pasada legislatura, un organismo que dependía de la Conselleria de Turisme dirigida por el diputado autonómico Joan Flaquer.

La Policía analiza hoy los documentos requisados en los registros realizados ayer en varias empresas de Mallorca y Madrid dentro de la «operación Pasarela».

Este nuevo caso de corrupción durante la legislatura en la que el presidente balear era Jaume Matas lo investiga bajo secreto de sumario el juez Ignacio Lope Sola, del juzgado de instrucción número 2 de Palma.

La instrucción de la causa comenzó en febrero de 2009 a raíz de la detención del entonces secretario del Ibatur, Miquel Angel Bonet, quien reconoció haber falsificado facturas para desviar dinero público a particulares.

Registros en Madrid

Por su parte, la policía judicial, dirigida por el fiscal Anticorrupción de Baleares Pedro Horrach, han registrado esta mañana en Madrid dependencias administrativas de las empresas Over Marketing y Comunicación y Match Golf Consulting en el marco de la «operación Pasarela».

Según han confirmado fuentes de la investigación, estos registros han sido ordenados por el juez José Castro, instructor del caso Palma Arena, quien, junto con su colega Ignacio Lope Sola, puso en marcha ayer esta nueva operación policial contra la corrupción, en la que se investigan presuntos desvíos de fondos públicos del Instituto Balear de Turismo (Ibatur).

El juez Castro se ha involucrado también en esta investigación por la relación de Over Marketing y Comunicación y Match Golf Consulting con algunos de los supuestos delitos que instruye dentro del caso Palma Arena, referido a la presunta malversación de dinero de la Administración autonómica en torno a la construcción del velódromo de la capital balear en la pasada legislatura.

El juez instructor ha divido esta causa en veinticinco piezas para que sean juzgadas de forma separada, una de las cuales se refiere al patrocinio de eventos deportivos por parte del Ibatur.

Los registros de Madrid, que comenzaron ayer, están siendo dirigidos personalmente por el fiscal Anticorrupción Horrach, quien también participó en la investigación del caso Palma Arena.

Match Golf Consulting, una de las empresas escrutadas, participó durante la pasada legislatura en la organización del torneo de golf Mallorca Classic, que se celebraba en las instalaciones del club Pula -registrado ayer- y que patrocinó el Ibatur con una aportación anual de 4,7 millones de euros entre 2004 y 2007.

En cuanto a Over Marketing y Comunicación, relacionada con el «caso Gürtel», fue la empresa encargada de publicitar la «tarjeta verde», un carné de descuentos para turistas que puso en marcha el anterior Govern de Jaume Matas para reemplazar los ingresos previstos con la ecotasa, el polémico impuesto implantado por el primer Pacto de Progreso.

La tarjeta fue gestionada por la Fundación Balears Sostenible, que dirigió de 2003 a 2007 Pau Collado, imputado en el «caso Gürtel» como consejero delegado de Easy Concept, empresa propiedad del encarcelado Francisco Correa.

Por su parte, la Policía analiza hoy los documentos requisados en los registros realizados ayer en Mallorca y Madrid , antes de impulsar nuevas actuaciones.

Fuentes policiales han incidido en que será el estudio de la documentación obtenida en los registros lo que determinará qué actuaciones se realizarán en las próximas horas para desentrañar la presunta trama de malversación de fondos públicos en torno a la Conselleria de Turisme en la legislatura 2003-2007, cuando su máximo responsable era el hoy diputado autonómico del PP Joan Flaquer.

Antecedentes

Este nuevo caso de corrupción durante la legislatura de Jaume Matas es investigado, bajo secreto de sumario, por el juez Ignacio Lope Sola, del juzgado de instrucción número 2 de Palma. El magistrado comenzó la instrucción en febrero de 2009 a raíz de la detención del entonces secretario del Ibatur, Miquel Angel Bonet, quien reconoció haber falsificado facturas para desviar dinero público a particulares.

Tras más de un año de pesquisas, el juez ordenó ayer el registro de varias empresas y una fundación en una primera fase de la operación coordinada por la Fiscalía Anticorrupción, han indicado a EFE fuentes cercanas al caso.

En concreto, las empresas que la policía judicial registró en Madrid son Match Golf Consulting y Over Comunicación y, en el caso de Mallorca, se procedió al registro de la Fundación Balears Sostenible, en Valldemossa; el club de golf de Pula, en Son Servera; la sede en Palma de la agencia de publicidad Clave i de Illa, y las dependencias de su filial de organización de eventos La Moderna, en Santa Maria.

Match Golf Consulting participó durante la pasada legislatura en la organización del torneo de golf Mallorca Classic, que se celebraba en las instalaciones de Pula y que patrocinó el Ibatur con una aportación anual de 4,7 millones de euros entre 2004 y 2007.

En cuanto a Over Comunicación, ligada a Over Márketing y relacionada con el «caso Gürtel», fue la empresa encargada de publicitar la «tarjeta verde», un carné de descuentos para turistas que puso en marcha el anterior Govern de Jaume Matas para reemplazar los ingresos previstos con la ecotasa, el polémico impuesto implantado por el primer Pacto de Progreso.

La tarjeta fue gestionada por la Fundación Balears Sostenible, que dirigió de 2003 a 2007 Pau Collado, imputado en el «caso Gürtel» como consejero delegado de Easy Concept, empresa propiedad del encarcelado Francisco Correa.

El Grupo Clave fue uno de los principales adjudicatarios de contratos de publicidad de la administración durante la pasada legislatura y realizó numerosos trabajos para la Conselleria de Turismo.