Acto del PDeCAt en Llubí para las elecciones europeas que ha contado con la presencia por videocoferencia de Carles Puigdemont. | Lola Olmo

53

El independentismo exhibió músculo este miércoles en Llubí, en un teatro que se quedó pequeño, con las butacas llenas, mucha gente de pie y otros que tuvieron que quedarse fuera, en un acto convocado por el Comitè de Suport a Puigdemont, que reunió a unas 400 personas. El comité, encabezado por el expresident balear Cristòfol Soler, se presentó como una organización constituida hace apenas dos semanas para prestar apoyo a la candidatura que encabeza el expresident catalán Carles Puigdemont, quien se dirigió al público en vídeo al final del acto.

Este apoyo no es únicamente ideológico sino también logístico, pues a la entrada del teatro muchos asistentes se pusieron voluntariamente a llenar sobres con la papeleta de la candidatura Lliures per Europa (Junts) que encabezan Carles Puigdemont, Antoni Comín y Clara Ponsatí para concurrir a las elecciones europeas el 26 de mayo. Otros asistentes rellenaron los impresos para ofrecerse como interventores de esta candidatura el domingo y vigilar que estén disponibles sus papeletas en los colegios electorales.

Una vez dentro del teatro, Bartomeu Mestre ‘Balutxo’ y Agnès Vanrell presentaron un acto presidido por una gran foto de los políticos y dirigentes de la sociedad civil catalana encausados por el referéndum del 1 de octubre de 2017, que fueron nombrados uno a uno mientras el público gritaba «Us volem a casa».

La fuerza del soberanismo en Baleares se puso de manifiesto al emitirse un centenar de vídeos domésticos en los cuales, personas de todos los campos –arte, cultura, educación, economía, etc– repetían el lema de esta campaña de apoyo: «¿Yo, en Europa? Puigdemont». Un gesto en el que aparecen rostros conocidos del soberanismo y de la cultura, como Jaume Sastre, Bernat Joan, Isidor Marí, Xavier Margais, Josep Palou, Cristòfol Soler, Margalida Miquel, Biel Majoral o Antònia Font, entre muchos otros.

En su discurso, Antònia Font, que por Mallorca ocupa el puesto número 9 en la candidatura Lliures per Europa; y Erika Casajoana, número 4 y recién llegada de Barcelona, revelaron que sus objetivos son que el independentismo logre un 50 % de los votos el 26-M en Catalunya, y que tanto Puigdemont como Antoni Comín y Clara Ponsatí obtengan el acta de eurodiputados. De hecho, ninguno de los tres ha podido pisar territorio español para la campaña al tener causas abiertas y residir en el extranjero.

Antes de que Biel Majoral, flamante Creu de Sant Jordi, animara el ambiente con Sa Porrassa y sus canciones más combativas, se emitió un vídeo en el que Puigdemont agradeció el apoyo recibido desde Baleares y aseguró que «estamos en mejores condiciones que nunca para defender la legitimidad de las urnas».