Mateu Isern. | Joan Torres

12

Esta semana se ha producido un cambio radical en la cúpula del PP balear. Ya ven la luz al final de la mirada perdida de Mateu Isern, que les ha amargado durante meses. De pronto, a Isern se le han desvanecido las manías, las puñetas y los temores que le impedían darle el 'sí' a Biel Company para ser candidato a la Alcaldía e Palma. Las elecciones andaluzas se han convertido en el sueño de una noche de verano de Mateo. De pronto ha dejado de ser una bella durmiente del bosque político, rígida, reprimida y distante, para lanzarse, fogosa y desinhibida, en brazos del Romeo político de Sant Joan, un Biel Company que está a punto de gritar : ¡Objetivo cumplido. Isern se me ha entregado!

El factor que ha dado la vuelta a la tortilla y ha convencido a Mateo a ser candidato a Cort es que el resultado de las elecciones andaluzas del pasado domingo le han vuelto hacerle sentir alcalde. El batacazo de la izquierda en el Guadalquivir le ha hecho ver la luz del poder. Y eso que en Andalucía Podemos es un partido mucho más serio que en Cort, donde se han mostrado como auténticas nulidades. Isern ve como los Aligi. Antonia Martín y Rodrigo Romero se van a pegar un batacazo y van arrastrar a su nuevo número uno, Alberto Jarabo, al que desprecian en privado.

Han corrido ríos de tinta desde hace meses , pero el 'sí' definitivo de la bella durmiente de Sineu hacia el Romeo de Sant Joan se ha producido esta semana, no antes. Ahora la cúpula del PP ha visto que «el peor enemigo de Isern era su propio miedo». Antes de la debacle de la izquierda andaluza no acababa de decidirse ante el temor de salir derrotado y quedar degradado a concejal de la oposición. «No será el caso». La tendencia se ha invertido e Isern ya se ve primera vara de Palma. Además, «con las manos libres». No tendrá que soportar ni a José María Rodríguez, ni a José Ramón Bauzá, ni a Álvaro Gijón. Será alcalde sobre un montón de cadáveres políticos, sus antiguos enemigos, los mismos que le coceaban y le hacían girar como una peonza activada y metida en una ruleta de casino.

Isern se siente tan seguro desde la noche del domingo que le ha rebajado las condiciones a Company. Ahora está incluso dispuesto a «consensuar» la lista con el santjoaner: «ni todos tuyos ni todos míos: Vayamos a medias». Además, Isern está decepcionado de algunos de los que fueron sus colaboradores en el mandato 11-15. Quiere savia nueva y quiere mezclarla con la que le proporcione el Romeo de Sant Joan. Este enlace político ya será visible el próximo día 13 en la cena de Navidad del partido. Todavía no será oficial, pero aparecerán ante dos mil ojos como una pareja política de hecho. Tras el hundimiento de Susana Díaz se han disparado las peticiones de tickets para acudir a esta cena de Binicomprat. El PP balear vuelve a oler victoria. Esta vez en Binicomprat, símbolo de que manda Company. Cuando el jefe era Rodríguez el evento tenía lugar en el Molí des Compte. «A cada rey, palacio nuevo para su grey».

Isern será proclamado oficialmente en la Península, en la convención nacional del PP,que se celebrará el próximo 21 de enero, lunes. Es un día festivo en Palma, ya que Sant Sebastià cae en domingo. «Eso quiere decir que Isern se verá arropado por muchos mallorquines« en el gran festival «ideológico» que preparan Pablo Casado y su cúpula. Allí acontecerá la proclamación oficial de Mateu Isern como candidato del PP a al alcaldía de Palma. Allí, entre el griterío popular, perderá la fama de miedica y asustadizo» que se había ganado en Palma en los últimos meses entre la cúpula de leales a Biel Company.