El coreógrafo Víctor Ullate en el Auditòrium de Palma. | Joan Torres

1

«Más que un lugar físico, el sur es sentimiento, un sentimiento que surge de un encuentro mágico en Granada a los pies de la Alhambra con el maestro Morente. Esa noche de luna llena se gestó El Sur, fruto de la complicidad y la admiración, y nació una coreografía que desprende arte y pasión». Así presentó el coreógrafo Víctor Ullate el montaje con el que su compañía abre este viernes, a las 21.00 horas, el nuevo Ciclo de Danza 2015 del Auditòrium de Palma, El Sur. Homenaje a Enrique Morente. Según adelantó el bailarín, esta obra pretende, sencillamente, «poner los pelos de punta al público, emocionar y que lo sientan dentro».

Con el aval del éxito que ha cosechado en importantes ciudades como Madrid o París, Víctor Ullate Ballet Comunidad de Madrid [una compañía «semiprivada»] retoma esta propuesta que se estrenó en 2008 y que, tras dos temporadas, recupera ahora en recuerdo al cantaor Enrique Morente, fallecido en 2010. «Cada vez que lo veo me gusta más, es maravilloso porque la gente sale muy contenta, y su mensaje es especialmente bonito, que es ‘pese al odio perdura siempre el amor’».

Más de veinte bailarines en escena es lo que propone El Sur. Homenaje a Enrique Morente, del que Ullate ensalzó la «emocionante» proyección del rostro del cantaor al final del espectáculo, así como la participación del joven José Ullate, primogénito del bailarín, quien «lo da todo» en la canción Cristalina fuente, que compuso Morente para su hija Estrella. «Es uno de los momentos clave de la obra», añadió.

Ullate aprovechó la ocasión para criticar la «falta de ayudas a las artes» del Ministerio de Cultura para «continuar ofreciendo calidad». Según el coreógrafo, «lo de aquí no se valora, prefieren traer cosas de fuera, es la mentalidad de la España cañí, olé y olé». Su compañía está subvencionada por la Comunidad de Madrid, aunque la misma ha bajado hasta un 20 por ciento, lo que está complicando su continuidad. «Aquí estamos haciendo cultura, bailarines, y tenemos una compañía, pero aquí no se aprecia, solo valoramos lo de fuera», sentenció.