Previous Next
34

Por si fueran pocos los problemas económicos que acucian a la Orquestra Simfònica de Balears, una nueva polémica empañará el presente y el futuro de la formación. Se trata del despido de quien hasta finales de mayo debía constar como su director titular, Salvador Brotons, cuyo contrato ha sido rescindido cuando aún le quedaban dos conciertos por dirigir, uno en abril y otro en mayo, dentro de la temporada que finaliza el 17 de dicho mes y que lleva su sello como director artístico.

Así lo confirmaba ayer desde Estados Unidos un Salvador Brotons a quien ya pocas cosas pueden sorprender de lo sucedido a su alrededor en los últimos meses y que decía: «No se puede expresar lo que siento».

Brotons explicó a Ultima Hora que «me han rescindido el contrato» y que fue «un abogado del Govern» quien le dio la noticia «por teléfono», aunque antes de que las administraciones remataran así las temporadas que pasó al frente de la Simfònica, ha estado «recibiendo también llamadas desde el Consell». El director y compositor cuenta que «me lo dijeron por teléfono hace cuatro días, aunque yo les pedí que lo hicieran por carta» y que «anteayer» se consumaron los hechos.

Brotons señaló también que contestó a los resposables políticos que quería finalizar su contrato dirigiendo los citados conciertos de abril y mayo «porque hay gente que ha pagado para ir a escuchar esas obras que yo he programado, quería hacerlo por la orquesta y por el público».

Pero, finalmente, no podrá ser. Según sus palabras, últimamente ha estado recibiendo mensajes para que dejara la orquesta. «Me llamaron para ofrecerme negociar el contrato y aplazar para el año que viene esos conciertos». Ahora pondrá los hechos en manos de un abogado «porque me tienen que pagar todo lo que me deben, iré hasta el final», reflexionaba, mientras que, por lo menos, le queda el recuerdo de «los aplausos de los músicos y del público cuando en el concierto de febrero dirigí la Patética de Chaikoswky, fue un éxito» que le hizo muy feliz.

Ensayos

El concierto del 5 de abril, para el que Brotons debería estar dirigiendo los ensayos en Palma el próximo martes, tendrá al violinista Francisco García Fullana como solista y el siguiente cartel: Euryante Obertura, de C. M. Webwr, Concert per a violí i orquestra, de J. Brahms y Sinfonía 1, también de este autor. El 17 de mayo, cierre de la temporada de abono de la Simfònica, Brotons llevaría la batuta en Guadalaviar , de A. García Abril y Simfonia nº 2, de Rachmaninoff, con la participación del grupo Spanish Brass Luur Metalls.