Dani Rodríguez controla el balón durante el partido. | LaLiga

19

El Real Mallorca de Luis García Plaza sigue llenando el granero de cara al invierno. La escuadra balear continúa sin ganar en Anduva, pero este domingo sumaba un buen punto en el campo del Mirandés después de jugar el último cuarto de hora del encuentro con un futbolista menos por la expulsión de Joan Sastre. El equipo bermellón se quedaba con las ganas de enlazar su cuarta victoria consecutiva, aunque volvía a mantener el precinto sobre la portería de Manolo Reina, que lleva casi 500 minutos imbatido y sin recibir ningún tanto en contra desde la primera jornada, hace ya más de un mes (0-0).

Si algo no iba a faltarle al partido en los primeros minutos era intensidad. En solo 46 segundos, el Mallorca armaba su primera ofensiva y en menos de tres minutos ya había forzado tres saques de esquina. Tampoco se arrugaba el Mirandés, que ponía en aprietos a Reina por medio de Jirka y de Iván Martín. Uno y otro equipo pisaban el acelerador a la hora de lanzarse hacia la portería contraria, aunque sus intentos, no siempre ordenados, se perdían antes de llegar a la zona roja.

El conjunto bermellón firmaba su primera gran ocasión a los once minutos, tras una excelente maniobra de Amath que después no podía completar Lago Junior. El atacante senegalés, la gran novedad en el once de Luis García Plaza, era también el jugador más destacado de los visitantes gracias a su rapidez y verticalidad. Le fallaban las conexiones, pero acarreaba más peligro en sus botas del que habían fabricado Alegría o Abdón en las jornadas anteriores.

A la vuelta del intermedio era el Mirandés el que empezaba asustando con un trallazo al larguero de Iván Martín que disparaba las alarmas. No respondía mal el Mallorca, que cinco minutos más tarde arrojaría a la papelera la mejor ocasión del partido. Lago Junior centraba desde el perfil izquierdo del ataque y Dani Rodríguez cabeceaba fatal con todo el tiempo del mundo. Raúl Lizoain atrapa el cuero sin problemas y mantenía el marcador equilibrado.

A partir de ahí, ni uno ni otro equipo eran capaces de abrochar ninguna acción ofensiva. El Mirandés encauzaba su veneno en los disparos lejanos y el Mallorca se atascaba en los metros finales.

Noticias relacionadas

El debut de Marc Cardona, que apenas intervenía en el juego, y la entrada de Febas reducían la presión sobre la defensa balear, azotada por las amonestaciones. Sin embargo, Joan Sastre, que había visto una tarjeta amarilla en el primer tiempo, cometía una clara falta sobre Jackson que dejaba lastrado al equipo con más de quince minutos por delante.

El Mallorca resistía el tímido acoso del Mirandés en el epílogo y acababa cosechando otro empate que eleva a una decena de puntos el balance de las últimas cuatro jornadas, justo a las puertas de una semana cargada de compromisos.

Ficha técnica:

0 - MIRANDÉS: Raúl Lizoain, Víctor Gómez, Berrocal, Vivian, Javi Jiménez, Pablo Martínez, Caballero (Jackson, min.67), Javi Muñoz, Iván Martín (Moreno, min.76), Jirka (Ezzarfani, min.87) y Schutte.

0 - MALLORCA: Reina, Sastre, Russo, Raíllo, Oliván (Febas, min.63), Baba, Salva Sevilla (Galarreta, min.75), Lago Junior (Antonio Sánchez, min.91), Cufré, Dani Rodríguez (Gámez, min.75) y Amath (Marc Cardona, min.63).

Árbitro: Sánchez López (Comité murciano). Amonestó a los locales Javi Jiménez y Javi Muñoz y a Oliván, Amath y Raíllo por parte del Mallorca. Expulsó al visitante Joan Sastre por doble amonestación (minuto 74).