La plantilla del Real Mallorca ha comenzado hoy la pretemporada a las ordenes del Miquel 'Nanu' Soler en Son Bibiloni. | Joan Torres

17

La versión 2014-15 del Mallorca ya ha prendido la mecha del nuevo curso. Con más estrecheces de las habituales, un cuerpo técnico remozado y una plantilla sujeta con pinzas, el conjunto bermellón sale del cascarón para poner el contador a cero y empezar a llenar el depósito de combustible. Los bermellones, con una agenda cargada de entrenamientos entre los que se empiezan a dibujar también los primeros amistosos, se arremangan para otra temporada en Segunda con la ilusión y el deseo de abrillantar sus pésimos registros de la campaña anterior, en la que acabó flirteando con otro descenso a pesar de haber sido diseñado para volver a Primera División por la puerta grande.
A la espera de que se vayan rellenando todos esos huecos que presenta ahora mismo el vestuario, Soler inició los entrenamientos en su laboratorio de la ciudad deportiva con 23 hombres a las órdenes: Yeray, Martí Amer, Alfaro, Brandon, Nsue, Uche, Álex Vallejo, Marco Asensio, Bigas, Agus, Pereira, Generelo, Company, Joao Victor, Abdón Prats y los jugadores del filial Sergio, Gabri y One, a los que se unieron durante el primer día en la oficina las cinco incorporaciones cerradas hasta la fecha, Cendrós, Arana, Truyols, Cabrero y Saborit. En esa lista siguen marcados en rojo los nombres de Alfaro, Nsue y Joao Victor, que entre los tres le generan al club un coste aproximado de dos millones de euros en fichas. Si el club logra una rebaja considerable en esas cantidades alguno de ellos podría seguir ligado al proyecto pero si no es así se les seguirá buscando salida. Entre otras cosas, porque de eso depende también la posible continuidad de Pep Lluís Martí. En esa dirección, el consejo de administración aprobó ayer, gracias a las reducciones en otras partidas, que el presupuesto del área deportiva pase de 3,5 a casi 6 millones de euros. Gracias a ese movimiento, la dirección deportiva tratará de seguir enriqueciendo un grupo que continúa precisando refuerzos en el centro de la defensa, en los costados del centro del campo o el ataque.
El último en cruzar el umbral de la caseta de Son Bibiloni ha sido Enric Saborit, que fue presentado ayer en las entrañas de Son Moix. El joven futbolista catalán, que llega del Athletic y que jugará a préstamo en el Mallorca hasta el próximo 30 de junio, viene para acorazar el carril zurdo de la defensa, desierto tras las salidas de Kevin y Antonio López. «Decidí con mi club salir cedido para lograr más minutos y nos pusimos a trabajar enseguida. Y ahí el Mallorca fue el que más interés mostró», detallaba el zurdo, que también puede actuar por delante de la defensa. «Antes de venir me informé bastante y tanto Aduriz como Íñigo Pérez me hablaron muy bien de cómo se vive y la gente que hay aquí para trabajar. Soy un jugador polivalente, más ofensivo que defensivo, y vengo a aprender y mejorar».
Por otra parte, el club ha confirmado su segundo amistoso del verano, que le medirá en Alemania al Nuremberg el 27 de julio.