1

La búsqueda del montañero español fallecido en el pico Annapurna, Tolo Calafat, no ha sido aún abandonada, explicó hoy el piloto del helicóptero que había intentado infructuosamente en las últimas horas su rescate.

«He sugerido enviar sherpas de refresco, no cansados, hasta donde pueda llevarlos el helicóptero, es decir, unos 6.950 metros de altura, y buscar de nuevo», dijo el piloto, Sabin Basnyat, de la compañía Fishtail Airways.

Su helicóptero es un AS350 B3 de construcción francesa con capacidad de volar hasta los 7.000 metros de altura, aunque Basnyat, junto a dos pilotos suizos, llevó el aparato hasta los 7.200 metros durante una hora en busca de Calafat, sin resultados positivos.

Tras el fracaso de la operación matinal de búsqueda, los compañeros alpinistas de Calafat dieron su muerte por hecha, algo que según Basnyat corroboró un «sherpa» que buscó al montañero atrapado durante toda la noche.

Calafat había logrado comunicarse anoche con su mujer mediante un teléfono vía satélite desde la falda del Annapurna, el pico himalayo de 8.091 metros de altura, donde quedó bloqueado por su mal estado de salud tras coronarlo el martes.

El alpinista mallorquín se quedó sin fuerzas cuando descendía desde la cumbre hacia el campo 4 junto a Carlos Pauner y Juanito Oiarzábal, así que se separó del grupo para recuperar la salud o esperar un rescate a unos 7.500 metros de altura.

El helicóptero transportó hoy hasta el campo base a Pauner, Oiarzábal y un tercer montañero, Francisco Javier Pérez, quienes según el piloto se encontraban a 6.950 metros de altura con problemas de congelación.