El técnico del Atlético Baleares, Manix Mandiola, durante un entrenamiento de su equipo en Son Malferit. | GuiemSports/ATB

4

La visita del Ebro a Son Malferit situará al Atlético Baleares frente al espejo. Manix Mandiola, asegura que el conjunto aragonés se sentirá «como en casa» en Son Malferit al tener un campo con unas dimensinoes y condiciones similares y una idea de juego muy similar. «Juegan a lo nuestro pero a lo bestia», reflexionó el técnico de los blanquiazules para advertir de las dificultades que representará medirse al mejor visitante del grupo tercero de Segunda B.

El Ebro es una especie de alter ego del Atlético Baleares y Mandiola señala que la principal cualidad de su adversario de este domingo (12:00) es su practicidad. «Juegan a lo nuestro pero a lo bestia. Son muy prácticos y muy parecidos a nosotros. Además, tienen un campo muy parecido por dimensiones y superficie a Son Malferit y no se van a sorprender ni verse en inferioridad, estarán como en casa», analizó.

El partido supondrá un choque de trayectorias entre el mejor local de la categoría, el Atlético Baleares, y el mejor visitante, el Ebro, en el que el preparador blanquiazul confía en hacer valer la buena línea de trabajo que ha detectado durante la semana. «Ellos son el mejor visitante, pero también es cierto que nosotros tenemos los mejores números en casa, así que cada uno jugará sus bazas y personalmente veo al equipo muy bien, que es lo que me preocupa», comentó.

Noticias relacionadas

El encuentro de la primera vuelta no sirve de referencia para Manix Mandiola, que recordó que fue un duelo «muy accidentado» merced a las lesiones, una expulsión y la efectividad de cara a puerta demostrada por los suyos. El encuentro tampoco le retrotrae a la última visita del Ebro, que supuso la salvación del Atlético Baleares en la última jornada de la temporada pasada. «Ellos salieron como apestados cuando eran quintos, salvamos la categoría y nosotros como héroes salvándonos en la última jornada y a 15 puestos de ellos, pero esto es historia y vivo el presente. Lo importante es el domingo porque de la historia no se vive», explicó.

La condición de líder y la posibilidad de seguir ampliando distancias no aparta al entrenador del Atlético Baleares de la prioridad de enfrentarse el CD Ebro por encima del calendario de sus rivales directos. «He mirado la jornada, pero me vería en un aprieto si tengo que decir los cruces o si uno juega fuera o en casa. Del Ebro sí puedo decir muchas cosas, porque lo he visto y me he preocupado tanto de ellos como de nosotros que es el único sitio en el que tenemos influencia», señaló.

En la misma línea se manifestó al ser cuestionado por la retirada de la competición del Ontinyent, cuyo adiós a la liga mantiene todos los resultados del equipo valenciano hasta la fecha y le da por perdidos los partidos que tenía por delante. En la zona alta tanto el Lleida y el Cornellà se verán beneficiados, ya que sumarán tres puntos sin jugar ante un equipo que en esta segunda vuelta empató con el ATB y el Villarreal B y venció al Hércules. «Hay una normativa al respecto sobre la que no puedo influir y no le dedico ni dos segundos, bastante tenemos con nuestro partido», indicó Mandiola.

La buena noticia para el técnico vasco es que esta semana recupera efectivos para encarar el partido, ya que regresan tras sanción Francesc Fullana y Hugo Díaz, mientras que también dispondrá de Nuha Marong después de estrenarse como internacional con la selección de Gambia y perderse el anterior compromiso por el fallecimiento de su madre.