Los ‘fish and chips’ de O’Neill’s. | Andrés Valente

0

La masa de rebozar es un invento culinario tan universal que está en todos los países. Esta mezcla que consiste de harina, huevos, y algún líquido, sirve para hacer un sinfín de platos salados y dulces. Y también vemos verduras, pescados y mariscos pasados por esa masa y sumergidos en aceite abundante para darnos delicias crujientes y sabrosas: la fritura.

Pero igual que en el fútbol, no todos los países fríen al mismo nivel e, incluso, hay una liga de campeones cuyos cinco principales son (en orden alfabético) China, España, Inglaterra, Italia y Japón. Palma es tan cosmopolita que podemos comer fritura de esas cinco cocinas sin salir del centro de la ciudad.

Los cocineros chinos hacen unas increíbles gambas rebozadas memorables con clara de huevo y un poco de harina. Pero a diferencia de los otros cuatro, a ellos les falta un rebozado emblemático. No obstante, son sin duda grandes maestros de la fritura, algo que se ve en los plátanos rebozados de Hemudu.

Los plátanos rebozados de Hemudu.

Los rebozados españoles están presentes por toda la ciudad, pero sólo conozco un bar donde hacen rebozados desde hace más de 80 años: la mítica Bodega La Rambla. Aquí los variados están entre los mejores de la Isla y mi favorito siempre ha sido el de los fritos. Sin embargo, estoy tan enganchado a los filetes de merluza y los calamares a la romana que no puedo ir a este bar sin pedir una tapa de cada… un doble 10. La razón principal por la que esos rebozados están superiores es que no se fríen hasta que la comanda llega a la cocina… por lo tanto, siempre vienen de la sartén a la mesa. Con normas así, no extraña que sea un bar octogenario.

La merluza y calamares de Bodega La Rambla.

El fish and chips es la máxima expresión de fritura en Inglaterra y aunque se puede comer este plato en el centro de Palma, la semana pasada fui a O’Neill’s, un bar irlandés en Palmanova donde encontré una versión 10 que fue una de las mejores que jamás he comido.

El ‘fritto misto’ de Enoteca 1918.

No es nada fácil encontrar un fritto misto di mare en los restaurantes italianos, pero sí que hay en Enoteca 1918 donde su interpretación está bien mista: boquerones, anillas y tentáculos de calamar, gambas pequeñas, raya y langostinos. Y también valía un 10.

La tempura de Quinta Avenida.

El Japanese Gastrobar Quinta Avenida es uno de los mejores restaurantes nipones de la Isla y su tempura, la más ligera de todos los rebozados, es la pura perfección. La he comido tres veces y siempre ha sacado un 10. Todas las frituras no salen igual de memorables, pero hay magníficas por ahí si se buscan. Se podría empezar una ruta de las frituras 10 con esas cinco.